cuidar nuestro peso con Villeroy & Boch

Cuidar nuestro peso implica cambios profundos que van más allá de entrar en un vestido, un pantalón, para un evento señalado en el calendario de nuestra agenda. Cuidar nuestro peso no es contar calorías, es mucho más complejo y nos recuerda que hay que educar en hábitos alimentarios y de vida que permitan evitar enfermedades, como diabetes, hipertensión arterial, patologías cardiovasculares, aumento de triglicéridos y colesterol, o aparición de tumores relacionados con la mala alimentación y con la obesidad.

Cuando los dietistas-nutricionistas visitamos a nuestros pacientes, recabamos información sobre las enfermedades que padecen, sus gustos alimentarios, antropometría, horarios de comidas, relación emocional con los alimentos, los platos festivos, las recetas que siguen, analíticas de sangre… El estudio y tratamiento dietético ante el exceso de peso es complejo, debe ser siempre personalizado, permitiendo incorporar nuevos hábitos alimentarios saludables y desterrar aquellos que sean nocivos para la salud de la persona que necesita cuidarse.

cuidar nuestro peso con Villeroy & Boch6

Perder peso no es fácil. Necesitamos ser guiados hacia el camino de la reeducación alimentaria y entender que no solo nos va a ayudar el hecho de tomar menos kilocalorías diarias, pues nuestro organismo pone en marcha complejos mecanismos homeostáticos de adaptación a la nueva situación de dieta, por ejemplo aumenta la sensación de hambre o se enlentece el metabolismo.

FALSAS PROMESAS, PELIGRO PARA LA SALUD

En esta época proliferan “dietas milagro” que nos prometen adelgazar sin rigor científico, con falsas promesas y con riesgo para nuestra salud. Por ello, desde la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), la Asociación Británica de Dietética (British Dietetic Association) o la Sociedad Andaluza de Nutrición y Dietética (SANCYD), se estudian estas dietas, para dejarnos claro que aún consiguiendo una pérdida de peso inicial, pueden conllevar riesgos para la salud, advirtiéndonos que el peso perdido, a largo plazo, se recupera con creces.

Una dieta equilibrada, adaptada, personalizada, respetuosa… establece no solo una cantidad suficiente de calorías, también de nutrientes como proteínas, hidratos de carbono, lípidos, fibra, minerales, vitaminas, agua y siempre en función de la edad, el sexo, la etapa de desarrollo, la situación del organismo, etc.
En el momento en el que alguien os prometa adelgazar de manera fácil, rápida, os prohíba el consumo de frutas, verduras, os hable de “alimentos buenos/malos”, os venda productos “maravillosos quemagrasas”, “batidos X”… pensad en “dietas milagro” y huid lo más rápido que podáis, es la mejor manera de evitar poner en riesgo vuestra salud y vuestro bolsillo. Todo no vale, y las “dietas milagro” ni sirven, ni valen, ni merecen la pena.

CONCILIANDO EL ACTO DE COMER Y LA SALUD

Es importante entender la necesidad de aprender a comer de forma sana y equilibrada, de modo que nos sirva como herramienta saludable para, a largo plazo, me atrevo a decir “mantenida en el tiempo”, nos permita cuidar nuestro peso.
El acto de comer es tremendamente complejo, e incluye mecanismos no solamente fisiológicos, también psicológicos, culturales o sociales. Si separamos a la persona que hace dieta para adelgazar de su contexto social o cultural, esta dieta estará avocada al fracaso y finalmente el peso terminará subiendo. Hay que educar mediante herramientas que permitan conciliar el acto de comer y cuidarse.

Ante el exceso de peso procedente de tejido graso, la Organización Mundial de la Salud, nos recomienda perderlo de forma paulatina y lenta, entendiendo que una de las causas de la obesidad puede ser el aumento de la ingesta calórica, pero también la predisposición genética, los factores ambientales, el sedentarismo, incluso causas hormonales o enfermedades.

cuidar nuestro peso con Villeroy & Boch4 copia

El consumo excesivo de energía es una de las causas de sobrepeso y obesidad, pero no la única. Las conclusiones del estudio científico ANIBES, en España, sugieren que el exceso de energía no es la única clave para explicar la alta prevalencia del sobrepeso y la obesidad en nuestro país, pues el sedentarismo y la falta de ejercicio físico juegan un papel muy importante también. Esto invita a la reflexión.

cuidar nuestro peso con Villeroy & Boch2 copia

Siempre es buen momento para poner en marcha un plan de acción-educación dedicado a cuidar nuestra salud. Como comentaba en este post, las estrategias centradas en la salud a través de la dieta diaria, nos ayudan a disfrutar de la vida, evitar la aparición de complicaciones, a cuidar las enfermedades si ya han aparecido, y si es necesario bajar de peso. Es frecuente que con tantas “dietas milagro”, con tanto mito sobre alimentación y tantas etiquetas alimentarias confusas, no sepamos cómo hacerlo así que te recomiendo le pidas cita a un dietista-nutricionista que estará encantado de ayudarte a aprender a comer y a bajar de peso, de masa grasa, si lo necesitas.

ANA NUTRICIONISTAFacebook | Twitter |  Instagram

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Compartir