Psicología del color en la alimentación-rojo2

Junio ya llegó y con ello ir pensando en el verano y las vacaciones que se acercan. Tiempo para disfrutar, descansar, comer más sano y cuidar la alimentación. Hoy quiero escribir sobre algo que podría ayudar al momento de comer.

A muchos de nosotros nos encanta comer en la intimidad de nuestra casa en platos, tazas o vasos que son nuestros preferidos. Como curiosidad me gusta tomar mi té en un ataza de color amarillo, me sabe delicioso. En realidad esto no es un capricho. Se ha demostrado, según un estudio de la Universidad de Oxford, que el color en la vajilla y de los cubiertos influye en el sabor de los alimentos que tomamos. Aunque hay otros factores que ayudan a que un café esté delicioso ¿Te acuerdas? ¿Te apetece un delicioso café?

Cuando nos referimos específicamente a los colores, sabemos que pueden afectar nuestros estados emocionales, nuestro humor, conducta y formas de percepción. Los científicos lo llaman “La psicología del color”. Por lo tanto, la percepción de los colores puede modificar nuestra forma de comer, haciendo que tengamos más o menos hambre. Al comer tenemos una experiencia multisensorial que involucran los sentidos delgusto, la vista, el olfato y el tacto.
El tema no es tan nuevo y muchos restaurantes lo conocen, lo que es aprovechado como técnica también para presentar y servir sus comidas en vajillas de determinados tonos. Jugando ellos con los colores que estimulan el apetito y los que los disminuyen. Por ejemplo, cuando se sirve en un plato blanco la sensación que se tiene es de limpieza y que el foco de atención esté en la comida. Mientras que los platos con adornos impiden que se vean los tonos y textura de las comidas.

Psicología del color en la alimentación-blanco1

 

Psicología del color en la alimentación-blanco2

También es verdad que el color de la vajilla puede influenciar en la dieta de una persona, por la forma de alimentarse, al estimular sus hábitos alimenticios y en la cantidad de comida que se sirve.

Color de la vajilla para disminuir el apetito

¿Cómo elegir entonces según las necesidades el mejor color en caso de una dieta o querer comer más? Pues veamos, se dice que el color azul ayuda a la hora de hacer una dieta, la comida presentada con ese color de vajilla disminuye el apetito. Otro color que no resulta adecuado para despertar el hambre es el verde. Parece ser que al servir los alimentos en él, causan desagrado.

Psicología del color en la alimentación-azul

 

Psicología-del-color-en-la-alimentación-verde

Color de la vajilla para aumentar el apetito

Si por el contrario queremos comer más, utilizaremos los colores amarillos y claros ya que son percibidos como estimulantes.
Otro color que parece agradar en la percepción de los alimentos es el rojo, los alimentos se ven muy agradables y apetitosos en platos servidos con ese color. Lo mismo ocurre con el color marrón que tiene igual resultado.

Psicología del color en la alimentación-amarillo

También el contraste del color de la comida con la tonalidad de la vajilla hace comer menos. En ese caso si lo que pretendes es comer más vegetales puedes servirlo en platos del mismo tono.
Ya sabemos que hoy “La psicología del color” es muy utilizada, porqué no sacar provecho también para nuestra familia y en especial para nuestros hijos. Podemos lograr quizás que coman más o algo que no les guste, por ejemplo los vegetales. Probar no cuesta nada.

No sólo sacamos ventaja de los colores de la vajilla en nuestra alimentación diaria, también si tenemos en cuenta el color de ella la próxima vez que tengamos invitados en casa. Podemos llevarnos una grata sorpresa con una cena exitosa. Te recordamos estos consejos feng-shui para usar en color en casa, y  ¡Atrévete a experimentar con ésta psicología en casa!
MARGARITA

Twitter | Facebook  | Pinterest | Google +

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

 

Compartir