Protocolo-en-la-mesa_-la-colocación-de-la-vajilla

Nos encanta poner el punto de encanto a la vida. Tener vajillas bonitas, detalles handmade que hagan de cada momento algo especial, preparar comidas y cenas ricas… pero todo esto no tendría sentido si no tuviéramos unas mínimas reglas de protocolo para organizar cualquier evento o sarao, ya que ayudan a los invitados a nuestra casa a saber cómo comportarse y a no dudar en determinadas ocasiones. Porque debemos recordar que el protocolo no debe servir para encorsetar nada, sino que debe servir para facilitarnos las cosas y que todo el mundo sepamos cómo actuar en cada momento.

A la hora de montar la mesa para una cena o comida formal, tenemos que tener claro que la regla principal debe ser la armonía. Todos los elemenos que dispongamos sobre ella, tanto los funcionales, como los decorativos, deben guardar una interrelación. No hace falta que todos los platos sean iguales si eres de los que optan por mezclar piezas de distintas vajillas. Pero sí que es importante que la mesa tenga un hilo argumental y que platos, copas, flores o el mantel tengan algo en común.

Es más, la mesa debe guardar también relación con el entorno, pensando si es comida o cena, y pensando también en la decoración de la sala en la que se va a organizar la celebración para que la mesa no sea un elemento discordante en el espacio que la acoge. Hoy, para empezar a desgranar cómo montar una mesa para una comida o cena formal, vamos a comenzar por la vajilla.

Protocolo en la mesa_ la colocación de la vajilla1

 

Cómo colocar la vajilla en un evento formal

Para saber qué tipo de vajilla debemos poner en una mesa, hay que conocer previamente los platos que serviremos durante la velada.

Aún así, y como regla general, colocaremos un bajo-plato, una pieza llana de gran diámetro de plata, alpaca o de otros materiales que sirve para decorar la mesa en sí, para proteger la mesa de los cambios de calor y frío por los platos que se sirven y para que la mesa no se quede vacía en el momento de espera entre que se retira el plato terminado y se sirve el siguiente plato. Recuerda que los bajoplatos deben ser más grandes que los platos llanos, que deberás colocarlos haciéndolos coincidir con el borde de la mesa.

Sobre el bajoplato se coloca el plato llano, y sobre él, disponemos ya el resto de elementos necesarios para la comida: el plato hondo, la taza de consomé… Nunca jamás hay que poner un plato llano sobre otro plato llano. El fecto estético es feísimo, además, no es nada funcional para la persona que sirve cada plato.

Protocolo-en-la-mesa_-la-colocación-de-la-vajilla2 - LaClassicaContur

Uno de los elementos que más confusión causa tanto para la persona que monta la mesa, como para los comensales, suele ser en qué lugar se ubica el plato para el pan. La respuesta es muy sencilla, el plato para el pan se coloca siempre a la izquierda del bajoplato, mientras que al lado derecho se coloca el platillo con la mantequilla y su correspondiente pala.

Protocolo-en-la-mesa_-la-colocación-de-la-vajilla3

Es muy común en los restaurantes, o en cenas muy formales, que antes de comenzar a comer o a cenar exista un plato de presentación situado sobre el bajoplato que será retirado al servir el primer plato, que llegará ya emplatado. Además, ten en cuenta que este plato de presentación puede ser distinto al del resto de la vajilla en la que se servirá la comida, y de hecho, puedes aprovechar para lucir platos que llamen la atención para que la mesa gane en estilo.

 

NACHO

Facebook | Instagram | Twitter | Pinterest | Google+

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

 

Compartir