Una cabaña de hormigón

La arquitectura de esta cabaña de hormigón me ha hecho teletransportarme al pasado, sin embargo, como veréis en las fotos no se trata de una cabaña con aspecto antiguo. La esencia de su diseño  y la ausencia de elementos decorativos es lo que hace de esta cabaña un retiro para la desconexión total del caos en el que vivimos.

Esta es la época del año perfecta para buscar escapadas de fin de semana o de puentes, ya os hemos mostrado algunas muy particulares como el retiro sostenible y de diseño de Nueva Zelanda. Hoy nos trasladamos a la costa de Oaxaca en México, un lugar idílico cerca del mar, donde disfrutar de la naturaleza, las vistas, las playas y la tranquilidad. Un plan perfecto para unos días.

Una cabaña de hormigón

Cabaña de hormigón

La combinación de madera y hormigón es un binomio perfecto en arquitectura, la calidez de la madera contrasta a la perfección con el frío y minimalista hormigón en esta cabaña de vacaciones cerca de un famoso retiro para artistas.

Una cabaña de hormigón

La cabaña es para una o dos personas y dispone de lo imprescindible en su interior, cocina, baño y dormitorio y de un exterior sorprendente que incluye una piscina privada.

Toda la estructura interior de la vivienda está hecha en hormigón, como el banco de la cocina, con fregadero integrado, que se extiende hacia el exterior de la casa convirtiéndose así en la mesa de comedor.

Una cabaña de hormigón

El dormitorio está situado en una doble altura conectada también por escaleras de hormigón, unas sencillas lámparas de pared es el único elemento decorativo que encontramos, ya que el valor principal de esta estancia es la fantástica vista que se divisa desde la ventana que hay en el cabezal de la cama, como si de un cuadro se tratara.

Una cabaña de hormigón Una cabaña de hormigón

El baño sigue la misma tónica del resto de la casa, austero, donde lavabo y ducha se han hecho de hormigón y el único elemento que contrasta son las contraventanas de madera.

Una cabaña de hormigón Una cabaña de hormigón

Ademas de tener una playa a cinco minutos, esta cabaña de hormigón dispone de piscina privada en la que relajarse y disfrutar de las buenas temperaturas que tiene estas latitudes.

Una cabaña de hormigónUna cabaña de hormigón

Vía beautiful life

¿Qué os parece un sitio así para desconectar sin móviles, internet ni televisión? Seguro que es un acierto poder hacerlo unos días.

Compartir
Rut Martínez Chicote
Rut Martínez Chicote rutchicote.com

Soy Rut me dedico al diseño desde que acabé de estudiar Diseño de Interiores en 2003, desde entonces he estado trabajando en distintas áreas del interiorismo como son espacios comerciales, oficinas, stands de feria, diseño de mobiliario, decoración para el hogar, reformas.
Me encanta mi trabajo y con él, pretendo ayudar a la gente a conseguir que sus espacios interiores sean lo que realmente necesitan y desean.