Una dieta sostenible pasa por consumir alimentos de temporada. Así que ahora vamos a seleccionar, si os parece, unos cuatro alimentos que debes incluir en tu dieta en otoño. Al incluir en el menú semanal alimentos de temporada ayudamos a la economía local. También ahorramos en la cesta de la compra. Además, podemos preparar platos saludables, variados, sabrosos y equilibrados.

Hay muchos alimentos repletos de propiedades nutricionales para llevar a la mesa de nuestra familia en otoño.

Cuatro alimentos que debes incluir en tu dieta en otoño

1. Calabaza

La calabaza es rica en β- carotenos que en nuestro organismo se transforma en vitamina A. Esta vitamina ayuda a la visión participando en el cuidado de la salud ocular.

La calabaza es rica en fibra y por ello saciante. Uno tipo de fibra son los mucílagos que ayudan a proteger la mucosa del aparato gastrointestinal. Nos va a ayudar más si hay gastritis, úlceras o malas digestiones. ¿Qué os parece un plato de sopa con calabaza, quinoa y piñones?

2. Brócoli

El brócoli es una crucífera típica de la temporada de otoño e invierno. Es rico en vitaminas, fibra y antioxidantes. Del brócoli destaco su potente capacidad anticancerígena. Este poder se lo da el sulforafano. También tiene capacidad antiinflamatoria por la quercetina. Aconsejo prepararla al vapor y dejarla “al dente”.

Os aconsejo ofrecer brócoli a vuestro bebé en la alimentación complementaria. Seguro que os lo han dicho ya en consulta su pediatra y vuestro dietista-nutricionista. Ellos saben como va evolucionando su alimentación y crecimiento. Si tenéis dudas, preguntadles. Vuestros bebés os sorprenderán al cogerlo por el tronquito y llevárselo a la boca. ¡A la mayoría les encanta!

3. Granada

La granada es una fruta rica en taninos y por ello astringente, adecuada para procesos diarréicos. Muy rica en potasio y por ella recomendada para personas con tensión alta o con cifras bajas de potasio por sufrir vómitos frecuentes.

Es una fruta muy rica en antioxidantes (antocianos y polifenoles). En la actualidad se realizan estudios por su relación con la prevención del cáncer de próstata.

Yo me la comería tal cual, en una taza bonita y a cucharadas. También me gusta mucho con queso y en las ensaladas.

4. Naranja

Comienza la época para comer naranjas enteras. Nos aportan vitaminas, minerales y mucha fibra. La fibra tiene efectos muy beneficiosos para nuestra salud.

La naranja es rica en vitamina C y que por ello nos ayuda a la absorción de hierro. Recomiendo comer la naranja entera.  Aún siendo el zumo de naranja natural, beber un zumo no es lo mismo que comer una fruta. El zumo es más rico en azúcares rápidos, tendrá más calorías y muy poca fibra.

Una recomendación final, bebed despacio el el vaso de zumo. No es necesario correr. La vitamina C no va a desaparecer. Los últimos estudios demuestran que perdura, si lo conservamos bien, a pesar de que se vuelva un poco amargo.

Recordad, podemos planificar una lista de la compra sostenible. Para ello debemos incluir alimentos de temporada y de cercanía. Disfrutemos de ellos en cada plato.

Compartir
Ana Márquez Guerrero
Ana Márquez Guerrero nutrisanaeducacion.com

Dietista-Nutricionista, dedicada a la práctica clínica en su consulta de Málaga capital. También imparte formación sobre dietética y alimentación, asesora a enfermos, familias y empresas. Es además enfermera y antropóloga.