Día mundial del Inodoro_VICLEAN-L_VilleroyBoch

Día Mundial del Inodoro el 19 de Noviembre: Diferentes países, diferentes costumbres

Las costumbres del baño de las personas varían de un país a otro. Quienes venden inodoros en todo el mundo, como Villeroy & Boch, lo saben muy bien. El Día mundial del Inodoro lleva a un viaje por el mundo de las culturas de baños:

Desde Europa a través de EE. UU. Hasta Asia

Todo comienza en Alemania a través de inodoros montados en la pared, así como inodoros sin borde, con los que Villeroy & Boch ha establecido un nuevo estándar en comodidad e higiene.

Para Francia, un bidé al lado del inodoro suele ser imprescindible. Ambos son tradicionalmente independientes, y también están disponibles en versiones contemporáneas montadas en la pared. La combinación del inodoro con la cisterna visible está dando paso cada vez más, a un sistema de armazón más moderno.

También en Italia, los baños sin bidé son impensables. Este elemento es una parte integral del baño en este país del sur de Europa. Sin embargo, hay una particularidad sobre los inodoros italianos: el inodoro luce como si fuera independiente, aunque en realidad está montado en la pared.

En los baños escandinavos, el énfasis está en la calidad, el diseño intemporal y el blanco clásico, a menudo con acentos grises o negros. Los modelos montados en la pared todavía no son muy comunes en el norte de Europa.

En Estados Unidos, los baños pueden ser opulentos con el encanto de una casa de campo o un estilo moderno. Los inodoros suelen estar en el suelo con cisternas en la parte delantera.

En Asia la higiene es perfecta gracias a los inodoros bidé. Asia está muy por delante de Europa en lo que respecta a la higiene diaria del baño. Aunque los inodoros bidé son cada vez más populares en Europa a través de modelos que cumplen con los más altos estándares como ViClean, todavía está lejos de ser común en los baños domésticos.

Altos estándares de calidad Villery & Boch

Los inodoros de Villeroy & Boch se someten a pruebas, donde deben cumplir con todos los requisitos del país al que son enviados, tanto para Alemania como para los mercados internacionales. Además, se llevan a cabo más pruebas del producto, por ejemplo, para evaluar su capacidad de carga, ya que una taza del inodoro debe resistir alrededor de 400 kg.

El rendimiento de lavado de los inodoros se prueba utilizando papel higiénico. En Alemania, por ejemplo, deben lavarse completamente 12 hojas sueltas de papel higiénico, en Australia las pruebas se realizan no solo con seis hojas contiguas de papel higiénico, sino también con dos páginas del directorio telefónico arrugadas, que deben eliminarse por completo en dos de tres descargas. En Estados Unidos, por otro lado, se usan bolas y gránulos. Todo ello debe ser controlado meticulosamente durante las pruebas.

Ya sea por razones culturales o técnicas, el viaje a través de las costumbres individuales de baño de varios países muestra cómo son las diferentes culturas de baño, y lo importante que es contar con piezas Villeroy & Boch, firma de dilatada experiencia internacional.

Compartir