mesa de Navidad perfecta

¡La Navidad ya está aquí! Una vez que hemos puesto el árbol, desempolvado los adornos e instalado el belén, es el momento de comenzar a planificar las cenas y las comidas, y de preparar las mesas más bonitas para sorprender a nuestros invitados. Para ayudaros en esta tarea, hoy os vamos a dejar 14 claves para que pongas la mesa de Navidad perfecta.

1.El mantel, hay que intentar que sea hasta el suelo. Si puede ser de lino blanco, mejor que mejor, pero en esta época también se permite los colores más navideños. Aún así, piensa que en un mantel blanco, o con unas finas filigranas doradas o plateadas, la decoración y la vajilla resaltarán más.

2.Apuesta por coordinar los distintos elementos de la mesa: decoración, vajilla… intenta que las tonalidades sean acordes y que no haya elementos disonantes. Con todos los elementos de la mesa bien coordinados, conseguirás que la mesa quede mucho más elegante.

3.Prepara la deco utilizando elementos naturales. Utiliza pinsapo, acebo, piñas, ramas, hoja de roble… Los centros naturales dan una elegancia especial a la mesa. Puedes encargarlos en tu floristería habitual, o animarte a prepararlos tú, ya que cada vez más floristerías ponen a la venta distintos elementos naturales para que cada uno podamos decorar la casa a nuestro gusto. Una idea espectacular y muy sencilla de hacer es preparar un camino de mesa utilizando musgo natural, salpicado con velas y figuritas de Villeroy & Boch. También puedes utilizar vajilla que ya no usas para crear una composición como centro de mesa.

4.Las velas, imprescindibles. En unas fechas tan mágicas como la Navidad, la calidez que nos aportan las velas son imprescindibles. En grandes candelabros, en pequeños portavelas, formando parte del centro o de la corona de de Navidad o en figuras decorativas de motivos navideños como las que tiene Villeroy & Boch nos proporcionará ese ambiente cálido y especial que estamos buscando.  En caso de que haya niños en la mesa, siempre puedes apostar por poner pequeñas guirnaldas o luces led para no renunciar a poner algo de luz en la mesa, pero hacerlo con seguridad para evitar posibles accidentes. Además, para crear una atmósfera más acogedora, puedes llenar el salón de velas.

mesa de Navidad perfecta

5.Elige una vajilla bonita. La Navidad es el momento perfecto para sacar esa vajilla que tienes guardada en el armario y que nunca utilizas para que tu mesa brille por completo. Si tienes alguna vajilla o una cubertería de tu abuela, o de tu madre, no dudes en sacarle lustre y utilizarla para que la cena o la comida sea más especial. Y si no tienes una vajilla especial, siempre es una buena idea comprar una vajilla para las celebraciones.

6.El bajoplato, ese gran olvidado. Un bajoplato es un imprescindible en cualquier mesa que se precie. Pero en muchas casas, suele ser el gran olvidado, pese a que es elemento que siempre permanece y que ayuda a vestir la mesa incluso en esos momentos en que se están cambiando los servicios entre plato y plato. Para colocarlo, debe estar situado a dos centímetros del borde de la mesa, y el plato que va sobre él nunca debe ser más grande que el propio bajoplato.

7.Todo bien limpio y reluciente. Para tener una mesa perfecto, todos y cada uno de los elementos que la componen deben estar en perfecto estado de revista. Por eso, antes de poner la mesa, dedica unos minutos a sacar brillo con un paño a la cubertería y a la cristalería para que brillen con fuerza.

8.La cristalería. Cada copa en su sitio. El protocolo nos dice que todas las copas que vayamos a usar durante la cena deben estar colocadas desde el principio. El orden correcto es, de izquierda a derecha, copa de agua, vino blanco y tinto.  La copa de champagne estará en una segunda línea, o puede incluso servirse con los postres si tenemos problema de espacio en la mesa.

9. La cubertería, bien puesta. En el protocolo suele mandar el sentido común, y en el caso de la colocación de los cubiertos, éste impera una vez más. Por eso, colocaremos la cubertería desde el exterior, hacia el interior del plato según el orden de utilización. Los cubiertos que vayamos a utilizar primero estarán en la parte más alejada del plato. Los distintos tenedores irán a la izquierda del plato, y la cuchara los cuchillos a la derecha del mismo. Y los cuchillos, siempre con el filo hacia adentro para evitar accidentes incómodos.

10.El pan a la izquierda. Por más que se repita, en cualquier cena hay alguien que coge el pan que no es el suyo. El platito del pan se coloca siempre a la izquierda del comensal. En caso de que no tengamos platito para el pan, o de que queramos colocar una amplia variedad de panes, no está de más colocar cestitos con el pan perfectamente colocado y ya cortado previamente. Puedes poner cartelitos escritos a mano señalando qué tipo de pan hay en la cesta, o directamente, explicarlo de viva voz a tus invitados.

11.¿Preparamos unas minutas? Nunca está de más que los invitados sepan que van a cenar. Y si preparas unas minutas, no dejarás nada al azar. Puedes hacerte con papel bonito y de calidad, y escribir sobre él el menú utilizando por ejemplo un rotulador dorado. Puedes dejar la minuta tal cual extendida sobre el plato, o hacer un rollito con ella, atándola con un lazo rojo y poniéndole algún detalle como una pequeña piña u otro elemento decorativo.

12. Tarjetitas con los nombres. A la gente nos gusta sentirnos especiales, y no hay nada mejor que acudir a una cena o a una comida y ver cómo el anfitrión se ha esmerado para prepararlo todo al detalle para hacernos sentirnos bien. Un bonito detalle puede ser preparar unas tarjetitas con los nombres de cada comensal para indicar donde pueden sentarse. Puedes colocarlos sobre la servilleta, apoyados en las copas, o utilizando algún soporte de madera o algún elemento decorativo que lo sustente, que además puede servir para que se lo lleven de recuerdo.  Para sentar a los invitados, el protocolo nos recomienda separar a las parejas, alternando si es posible a hombre y mujer. De esta manera, separando a los invitados, se obliga a los mismos a interrelacionarse entre ellos y se crean conversaciones más abiertas.

13.El vino, mejor fuera de la mesa. Dado que hemos desplegado nuestra mejor vajilla, la cristalería al completo y la decoración por el centro de la mesa, lo mejor es disponer para las botellas de vino una mesa auxiliar en la que dejar tanto las botellas como las cubiteras para que no se enfríe el vino blanco. A la hora de llenar las copas, recuerda que hay que llenar 1/3 las copas de vino blanco (para evitar que se caliente demasiado en la copa), y 2/3 para el tinto. En el caso del cava o el champagne, lo aconsejable es no llenar más de media copa, sobre todo teniendo en cuenta que se brinda y que puede que derramemos esta espumosa bebida al chocar las copas unas contra otras. Además, a la hora de servir, es conveniente que sirvamos de manera que la etiqueta del vino quede a la vista para que los invitados vean la procedencia de la bebida.

14.Servilleteros handmade. Olvídate de prepara esas extrañas figuras con las servilletas,  o de meterlas dentro de las copas. Puedes preparar unos sencillos servilleteros navideños handmade utilizando unas ramitas de madera finas que puedes encontrar en cualquier jardín, una piña pequeña, una ramita de pinsapo, y unas bolitas de ilex, todo pegado con una pistola de silicona.

Cómo poner la mesa de Navidad perfecta

¿Te animas a poner una mesa de Navidad especial siguiendo los consejos que te hemos dado hoy? ¡Te aseguramos que conseguirás sorprender a tus invitados y crear una atmósfera llena de magia!

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net

Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.