Cómo utilizar los palillos japoneses

La comida oriental, en particular la comida japonesa, se ha popularizado enormemente en nuestro país en los últimos años, pasando de ser una comida bastante exclusiva a ser una comida popular que se prepara hasta en hipermercados. Aún así, y pese a la proliferación de restaurantes japoneses por las calles de las ciudades españolas, todavía hay mucha gente que no es demasiado diestra a la hora de utilizar los palillos japoneses, o incluso que aún manejándose con soltura con ellos, no conoce las reglas de uso que se mantienen en los países orientales.

No en vano, hay que tener en cuenta que los países orientales son extremadamente ceremoniosos y respetuosos con sus tradiciones. Y esas tradiciones y normas de protocolo, como es evidente, también se trasladan a mundo de la comida. Por eso, en el blog de Villeroy & Boch vamos a dar un pequeño repaso para saber cómo utilizar los palillos  japoneses de forma correcta.

Cómo utilizar de forma correcta los palillos japoneses

Cómo utilizar los palillos japoneses

Al igual que en Occidente tenemos una serie de normas que nos marcan cómo utilizar la cubertería, en el país del Sol naciente también tienen sus propias normas de etiqueta y protocolo. Unas normas de fácil cumplimiento que pasamos a desgranar ahora para que puedas ponerlas en práctica en tu próxima visita a un restaurante nipón ¿Comenzamos?

Con los palillos, coge piezas enteras. En muchos restaurantes orientales españoles podrás ver cómo hay gente que utiliza los palillos para partir las piezas de sushi. Craso error. Los palillos sirven solamente para coger la comida con ellos, no para partirla. Lo correcto es coger las piezas enteras, y meterselas a la boca de un solo bocado.  Es más, en caso de que la pieza sea muy grande o que no te atrevas a cogerla con los palillos, es preferible cogerla con la mano a partirla, o incluso, a utilizar tenedor  y cuchillo.

Cómo comer con palillos japoneses

-Al llevar los alimentos a la boca, hay que intentar que los palillos rocen lo menos posible la boca o los dientes.  Se trata de meter la pieza de sushi en la boca de forma ligera y sin meter hasta dentro el palillo.

-La práctica es fundamental. No solo para coger el sushi, sino también, para cogerlo bien y antes de llevarlo a la boca, mojarlo ligeramente en la salsa de soja. Y aquí hay truco, porque dado que el arroz ya va condimentado, lo que hay que mojar en dicha salsa es el pescado. Y por cierto, ya que hablamos de este tema, en España nos pasamos con la salsa de soja. Además de ser extremadamente salada, la salsa de soja se come el sabor del pescado. Y bañar el sushi en exceso es una forma de indicarle al cocinero que el sushi es malísimo y que no se puede comer solo.

Cómo comer comida japonesa

-Al hacer una pausa a la hora de comer jamás hay que dejarlos palillos sobre el plato o sobre el cuenco. Y mucho menos, sobre la comida. Lo correcto es dejarlo en las piezas de porcelana llamadas hashioki. Al acabar de comer, hay que dejar los palillos encima del cuenco que contienen la salsa de soja, siempre de manera perpendicular a nosotros.

Está prohibido escarbar. Da igual que sea un plato común que nuestro plato o cuenco. Con los palillos se coge la comida, no se escarba ni se juguetea.

Comida japonesa Villeroy & Boch

-Nada de pasarse el sushi de una persona a otra con palillos. Además de ser extremadamente complejo, y peligroso por el riesgo de que el sushi se deshaga durante el intercambio, hacer esto en Japón es una falta de educación.

-Si deseas servir sushi a otra persona porque tienes la bandeja al lado, lo correcto es darle la vuelta a los palillos para  para evitar coger el sushi con la parte que te has llevado ya a la boca.

¡Esperamos que estos consejos sobre cómo utilizar los palillos japoneses os hayan sido de utilidad! Si quieres saber más sobre protocolo en la mesa, no dudes en leer el resto de post sobre protocolo de 1748 Déjate Seducir.

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.