Cómo servimos el vino en las comidas

En 1748 Déjate Seducir hemos ido desgranando en sucesivos posts distintos temas relativos al protocolo. Cómo poner una mesa bonita, los distintos elementos que la componen, la parte decorativa, cómo debemos comportarnos…Y hoy, vamos a proseguir explicando cómo servir el vino si queremos ser los anfitriones perfectos en una comida o cena especial en nuestra casa.

Cómo servir el vino según el protocolo

Cómo servir el vino

Para empezar, las bebidas no tienen que estar servidas antes de que los invitados se sienten a la mesa. Nada más sentarse, hay que servir el agua, y lo más correcto, es servir el vino una vez que la comida esté en la mesa. En caso de que haya invitados que lleguen tarde, sí que se puede servir un poco de vino junto con algún aperitivo para entretener la espera, aunque en este caso, lo mejor es hacerlo de pie mientras se escucha música y se charla, o sentados en el sofá del salón.

Cómo servir el vino

Una vez que están todos los invitados sentados a la mesa, es el momento de servir el vino. Una vez abierto, el anfitrión puede servir un poco de vino a un invitado que sepa de vino o a una persona de confianza para que lo pruebe y dé su consentimiento, o por el contrario, diga que el vino no está en las mejores condiciones ¿En caso de que no tengamos un invitado con estas características? Directamente, el anfitrión probará el vino él mismo antes de proceder a servirlo al resto de invitados.

Claves para servir el miso

A la hora de servir, tenemos que tener en cuenta una serie de consideraciones. De entrada, tenemos que saber que cuando nos sirvan nunca hay que levantar la copa de la mesa. Con ese gesto, que en principio busca ayudar a la persona que nos está sirviendo, lo único que podemos conseguir es que derrame el vino o la bebida sobre la mesa. Así que lo mejor, la copa, siempre en la mesa.

Cómo servir el vino

Cantidades

A continuación, también tenemos que saber que las copas nunca se llenan hasta arriba. Sabemos que mucha gente lo hace para agasajar al invitado, pero no es recomendable hacerlo, ya que lo único que conseguimos es que el vino se caliente en la copa y no lo degusten a la temperatura adecuada, ayudando además a conseguir que los vinos se aireen. Además, en caso de que los invitados muevan la copa en movimientos circulares para apreciar su aroma y sus características, evitarás que el vino se derrame.

Cómo servir el vino

La regla más seguida es la de llenar la copa de vino tinto a un tercio de su capacidad, aunque es cierto que con vinos tintos jóvenes se puede llenar la copa algo más. En el caso del vino blanco, muy sujeto a la temperatura, es mejor también no llenar demasiado la copa para evitar que el vino se caliente demasiado. En este sentido, es mejor dejar el vino en la botella, que estará en una cubitera para mantener la temperatura, y servirnos más frecuentemente, que dejar que el vino se caliente en la copa. Si hablamos de vinos  espumosos, sí que se puede llenar la copa aflautada hasta arriba, pero teniendo siempre cuidado en no llenarla por completo para evitar que se derrame al levantarla para beber o para brindar.

Cómo servimos el vino en las comidas

También es importante señalar que a la hora de servir, nunca hay que apoyar la botella en la copa. Por seguridad, para evitar que el peso de la botella pueda provocar que volquemos la copa en un descuido, como por la elegancia del caldo cayendo delicadamente sobre la copa.

Cómo servir el vino

¡Esperamos que estos consejos de protocolo en la mesa te hayan aclarado tus dudas! Si quieres saber más, no dudes en consultar los post de protocolo del blog de Villeroy & Boch.

 

 

 

 

 

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.