Una casa conectada con el paisaje  ¿Os imaginás vivir en ella?

Ese es el caso de la vivienda que os mostramos hoy. Casa Calders es obra del estudio de arquitectura afincado en Barcelona NARCH. Una vivienda situada en Calders, un pequeño pueblo en el centro de Cataluña.

Los propietarios de un solar en el límite del pueblo, con el parque natural de “SantLlorenç del Munt i l’Obac” justo en frente, no quisieron cerrar su casa y renunciar a vivir en plena naturaleza. Así que decidieron diseñar y construir una casa conectada con el paisaje. Un parque natural tiene una superficie protegida de 13 694 y se caracteriza por su singular paisaje formado por riscos y monolitos en los que habitan numerosas especies de la fauna del lugar.

Una casa conectada con el paisaje

El pronunciado desnivel del solar invitó a los arquitectos a construir la vivienda en dos plantas. Pero a diferencia de las casas del pueblo que tienen el garaje en la planta baja y la vivienda propiamente dicha en las plantas superiores, Casa Calders hace justo lo contrario. El garaje y el estudio se sitúan en la planta superior a nivel de la calle y la zona living y las habitaciones en la planta baja directamente conectadas con el jardín. La razón es muy sencilla, la máxima del proyecto era crear una casa conectada con el paisaje.

Una casa conectada con el paisaje

El acceso principal a la vivienda se realiza a través del garaje. Un amplia zona abierta que además de servir para guardar los vehículos de la familia se utiliza como un gran espacio multiusos para el ocio.

Una casa conectada con el paisaje

Desde la planta superior se accede a la planta baja por una escalera de acero pintada en blanco. La escalera está protegida por una red blanca para acentuar la sensación de ligereza que se busca en todo el edificio.

Una casa conectada con el paisaje

La planta baja está totalmente abierta al exterior, se buscaron cerramientos de cristal con grandes puertas correderas con una ligera perfilería de aluminio, generando una fachada transparente que actúa como mirador.

Además no solo no hay una barrera entre el exterior y exterior únicamente en la fachada. Los dormitorios también están abiertos a la galería y al gran jardín, tan solo unas cortinas permiten algo de intimidad.

Una casa conectada con el paisaje

Según explica el arquitecto, Joan Ramón Pascuets “La idea básica del proyecto era establecer una relación constante entre las personas y la naturaleza, permitiendo la máxima libertad de circulación a los usuarios y diluyendo el límite entre la casa, el jardín y el paisaje”  En definitiva una casa conectada con el paisaje. Un concepto de vivienda diferente, algo muy similar a lo que se busca en las casas modulares de diseño de lujo.

Una casa conectada con el paisaje

Vía: Home Adore

¿Qué os parecería vivir en una casa conectada con el paisaje? A mí un sueño, sobre todo con una naturaleza tan maravillosa cómo las que posee la casa con mejores vistas del planeta.

 

 

Compartir
Janire
Decoradora de interiores titulada, cursé los estudios en la academia I.A.D.E. de Bilbao y durante muchos años trabajé en importantes estudios de arquitectura y diseño. Pero el cuidado de mis dos hijos pequeños y la incompatibilidad que existe para compaginar vida laboral y familiar me alejaron de mi profesión.