casas pasivas

Parece que cuando hablamos de las casas pasivas estamos hablando de una moda de reciente aparición. Nada más lejos de la realidad, la construcción de viviendas pasivas es un hecho consolidado desde hace ya algunos años.

Quizás si os hable de las Passivhaus os suene todo mucho mejor. La verdad que usar este término de origen alemán me sonaba un poco más complicado. Lo que si que hay que señalar es que si se conocen más por su nombre alemán, es porque las casas pasivas son originarias de este país.

Estamos hablando de un tipo de vivienda cuya concepción se empezó a fraguar en Alemania en 1988 y que vió la luz por primera vez como construcción real en 1990. Ha llovido mucho desde aquellas primeras casas pasivas y el actual del que podemos disfrutar hoy en día.

casas pasivas

fuente

¿Qué es una casa pasiva?

Excelente aislamiento térmico, el cargamento de la casa debe tener una baja transición térmica.

Rotura de puente térmico 0. Esto es que no exista pérdida de calor. Para ello se usan ventanas de hasta triple vidrio y se cuidan detalles como el aislamiento, ya que elementos como las juntas pueden ser causa de pérdidas indeseadas.

Ventilación mecánica. La vivenda aprovecha el calor que genera la casa además de calentar también el aire que entra en la misma.

casas pasivas

Beneficios

No estoy hablando sólo de lo evidente, que es el ahorro de energía, detalle que se ve en la factura de la luz.  Hablo también de los beneficios para la salud que genera la renovación inteligente del aire. Los enfermos de las vías respiratorias o las alergias al polen o el polvo tienen su aliado en este tipo de construcción. También, cabe destacar, el hecho de que las passivhaus están construidas en su mayor parte con materiales sostenibles.

Hay que señalar que construir una casa pasiva puede suponer entre un 5% y un 10% más que una vivienda normal pero es un capital que se ve amortizado con el tiempo.

casas pasivas

Imagen Twitter

En Bilbao ya contamos con un edificio que tiene la certificación de casa pasiva, además de contar con el premio de concede el instituto Passivhaus alemán. Hay ya numeras empresas que se dedican a sus construcción y que tienen  prediseños disponibles que el cliente puede adaptar a sus gustos.

¿Qué me dices? ¿Harías de tu hogar una casa pasiva?

 

Compartir
Sara
Mi nombre es Sara, madre de dos y en constante evolución. Estudié interiorismo en la Escuela de Artes de Oviedo y mi carrera profesional ha estado siempre vinculada al mundo de la decoración. Una apasionada de todo lo antiguo y de la fotografía, actualmente me dedico a recuperar muebles con alma y plasmar la vida con mis fotos.