Cómo comer con palillos japoneses

Actualmente, los dietistas-nutricionistas desmontamos muchos mitos relacionados con el consumo de platos de cuchara. Ante el tema que hoy planteamos, si es bueno comer legumbres, tenemos que afirmar que sí. Debemos incluirlas en nuestro menú semanal de forma segura y consciente.

Aporte nutricional de las legumbres

Es bueno consumir legumbres por sus efectos positivos sobre la salud. Las legumbres son alimentos de origen vegetal, tomamos demasiados alimentos de origen animal. Son ricas en hidratos de carbono complejos, de absorción lenta. Además contienen proteínas vegetales que podemos complementar con las proteínas que están en otros alimentos de origen vegetal a lo largo del día (como los cereales- pan, arroz, pasta- o patata).

Alguna como la soja, presenta grasas saludables, y por supuesto también poseen vitaminas, minerales y fibra. Esta última proporciona un efecto saciante. Si las cocinamos de forma adecuada no hay motivo para resultar platos excesivamente calóricos. No es necesario poner embutidos y tocino para que estén buenas.

¿Puedo tomar un plato único con legumbres y que sea completo?

Podemos plantear un plato único, con unas verduras de temporada, la legumbre que nos apetezca y un poco de aceite de oliva virgen extra. Si queremos, podemos enriquecerlo con algo más de hidratos de carbono como un trocito de patata, un poco de arroz integral o simplemente algo de pan integral acompañando. Incluso se pueden hacer platos no muy calóricos con pescados, marisco o carnes usando recetas tradicionales.

Tenemos la posibilidad de planificar platos y dejarlos preparados, de usar ingredientes sostenibles de modo responsable. Hemos de derribar el mito de considerar los platos de legumbre muy calóricos. Es un error importante pues dependerá de con qué las prepares y del tamaño de ración que consumamos.

Un puchero con su “pringada”, un plato de cocido, unas alubias con sus sacramentosson platos muy sabrosos y más calóricos. Tenemos que tener presentes al recomendarlo a quién lo hacemos, cómo es su estado de salud, si tiene alguna patología, cómo son sus digestiones… y por supuesto el tamaño de la ración. No es lo mismo tomar una tapa de callos que una olla de callos.

Otra idea es incluir en los platos con legumbres pescados como bacalao, rape, almejas… Múltiples recetas que forman parte de nuestro recetario mediterráneo contienen legumbres y pescados.

El aquafaba, la alternativa al huevo para veganos y alérgicos

Los veganos no consumen huevos ni lácteos, que son alimentos que se usan con frecuencias en la elaboración de platos de postres. Además hay personas que por alergias e intolerancias alimentarias tampoco los pueden consumir.

En estos casos podemos recurrir al agua de cocer legumbres, por ejemplo garbanzos o alubias. Se le llama aquafaba y tiene múltiples usos en la cocina, desde hacer un merengue a una mayonesa. La textura que proporciona es estupenda y permite elaborar desde un mousse a una mayonesa o un helado.

Es cierto que el aquafaba tal cual tiene un ligero sabor a legumbre pero al mezclarlo con otros ingredientes en la elaboración se va a perder.

Ya véis, las legumbres pueden estar en platos de cuchara tradicionales mediterráneos, pero también en ensaladas y en postres ¡Anímate a cuidar tu salud!

 

 

Compartir
Ana Márquez Guerrero
Ana Márquez Guerrero nutrisanaeducacion.com
Dietista-Nutricionista, dedicada a la práctica clínica en su consulta de Málaga capital. También imparte formación sobre dietética y alimentación, asesora a enfermos, familias y empresas. Es además enfermera y antropóloga.