En el post de hoy prepararemos nuestra piel para el verano en 5 sencillos pasos. Ya llega el verano, días más largos, calurosos y mucho sol. Después de que nuestra piel haya estado escondida bajo capas de ropa llega el momento de prepararla para que luzca resplandeciente y  reciba los rayos de sol y el calor. 

Todos estamos deseosos de tumbarnos en la arena y pasar los días bronceando nuestro cuerpo. En este artículo te damos consejos para que prepares tu piel para el verano. Te contamos cómo protegerla para que puedas recargarte de vitamina D sin riesgo de quemarte y también cómo acondicionarla para que la conserves hidratada, más dorada y sana.

El verano nos llena de vitaminas, energía, positividad, pero sin los cuidados y precauciones, también nos reseca y envejece la piel. Por eso es imprescindible seguir estos 5 pasos para preparar nuestra piel para el verano.

Preparar nuestra piel para el verano

1.-Exfoliación:

Líbrate de todas las células muertas acumuladas después de todo el invierno y renueva tu piel con la ayuda de un buen exfoliante. Puedes probar a fabricarte tu propio exfoliante casero mezclando un poco de azúcar, pétalos de rosas y aceite corporal.

Además de aplicarte una intensa exfoliación antes del verano, lo aconsejable es una repetir el proceso una vez a la semana para asegurarte un bronceado bonito y homogéneo.

Preparar nuestra piel para el verano

2.-Hidratación por fuera: 

Una vez hayamos preparado nuestra piel para el verano con la limpieza de células muertas, ahora toca el turno de la hidratación.

Evidentemente, un prolongado baño reparador nos ayudará a hidratar la piel, pero además debemos tener en cuenta los beneficios de la ducha en nuestra piel para el verano.

Lo óptimo es aplicar una crema o aceites esenciales después del baño para retener el agua y que esta no se evapore inmediatamente después de la ducha.

Preparar nuestra piel para el verano

3.-Hidratación por dentro:

Beber todo tipo de líquidos no solo es un alivio para saciar tu sed en estos meses de calor, sino que es muy beneficioso para que tu piel esté perfectamente nutrida. Con tanto calor transpiramos más y a menudo corremos el riesgo de perder minerales y deshidratarnos.

Preparar nuestra piel para el verano

4.-Alimentación: 

Nuestra piel es un fiel reflejo de lo que comemos. Y aunque no existen alimentos milagrosos, todos los nutricionistas coinciden en que la ingesta de cinco raciones de frutas y verduras es fundamental durante todo el año.

Además en estos meses de sol y calor, es recomendable aumentar el consumo de aquellos productos ricos en licopeno, betacaroteno y Vitamina C.  El tomate, la sandía, la zanahoria, la calabaza, la naranja o el limón son un ejemplo de estos alimentos perfectos para preparar nuestra piel para el verano.

Preparar nuestra piel para el verano

5.-Protección y reparación:

  • Protección: Es imprescindible aplicarse un protector solar en el rostro y todo el cuerpo expuesto al sol. Un protector solar de factor adecuado nos evitará quemaduras solares y foto envejecimiento prematuro. Incluso es la mejor prevención para  evitar la aparición de manchas indeseadas y del peligroso cáncer de piel..
  • Reparación: No debemos olvidar que el bronceado es la respuesta de nuestra piel ante la agresión externa que supone la exposición a la radiación solar, por lo que todos los cuidados que podamos darle después de tomar el sol no estarán de más ¡Así que hidrátala nada más volver a casa con un buen baño y una crema para después del sol!

Preparar nuestra piel para el verano

Imagen: Pixabay

Y vosotros ¿Ya habéis preparado vuestra piel para el verano?

Compartir
Janire
Decoradora de interiores titulada, cursé los estudios en la academia I.A.D.E. de Bilbao y durante muchos años trabajé en importantes estudios de arquitectura y diseño. Pero el cuidado de mis dos hijos pequeños y la incompatibilidad que existe para compaginar vida laboral y familiar me alejaron de mi profesión.