El verano es tiempo de disfrutar de la naturaleza, de salir de la rutina, de hacer planes con los amigos… Y de montar planes originales y diferentes. Y para hacerlo, nada mejor que montar un picnic. En la montaña, en un parque bonito de tu ciudad, a la orilla del mar, o incluso en el jardín. Para hacerlo, nada mejor que echarle una pizca de imaginación, unas suculentas propuestas gastronómicas, y muchas ganas de pasarlo bien ¿Te apuntas? Con estos tips organizar un picnic con estilo no te costará nada.

  • Para empezar, nada mejor que hacernos con un mantel y varias mantas para comer en el suelo. Los manteles de cuadros blancos y rojos son un clásico que nunca pasan de moda.
  • Hazte con una vajilla y una cristalería bonita. Ir de picnic no es sinónimo ir con vajilla desechable. Aunque sea una comida o una cena informal, no hay nada más bonito que un picnic lleno de color con una cristalería como la Boston Coloured de Villeroy.
  • Flores y velas. Si el picnic es de medio día, nada mejor que decorar la escena con una flores. Si el picnic es de tarde noche, puedes poner además unas velas, o incluso unos farolillos o unas guirnaldas LED a pilas para crear esa atmósfera que estamos buscando.
  • Una cesta de mimbre. Para completar la escena, una cesta de mimbre con telas a juego con el mantel siempre es una buena idea para recrear esa escena bucólica y campestre.

  • Para comer, propuestas ricas, sencillas, y sobre todo, que no se pongan malas con el exceso de calor, evitando recetas que lleven por ejemplo mahonesa o huevo. Y además, a ser posible, tenemos que intentar que haya una mayoría de comida que se tome con las manos para que todo sea más fácil.
  • La comida, está mejor en la nevera. Sobre todo cuando el calor aprieta, saca la comida justo para servirla, y recógela rápidamente para que no se rompa la cadena del frío. Y ya que hablamos de mantener la comida en perfecto estado, es recomendable llevar un cuchillo para cada alimento con el fin de evitar la contaminación cruzada.
  • Sándwiches de pan integral, tablas de queso y embutidos, frutos secos, quiches, empanadas, ensaladas, salmorejo o gazpacho, frutas cortadas. Si estás en el jardín o en una zona en la que se puede hacer fuego, también podéis optar por preparar una barbacoa.

  • Agua, aguas con sabor a frutas, vino, cava o champagne (cuidado si el picnic lo hacéis en el campo y hay que coger el coche al finalizarlo), té o café (guardado en termos)
  • Lleva una cubitera. Quedará de lujo sobre el mantel de cuadrados, consiguiendo que la bebida esté fría, a mano de tus invitados, y evitando así que tengas que abrir continuamente la nevera para sacarlas botellas.
  • Tampoco hay que olvidarse, por supuesto, de llevar bolsas de basura para dejar el espacio en el que hemos celebrado el picnic mejor que como lo hemos encontrado si cabe.

¿Te animas a seguir estos consejos para preparar un picnic de esos que se quedan en la memoria? ¡Esperamos que sí!

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.