Hotel Marqués de Riscal

Cuando se trata de detener el paso del reloj y relajarnos, ningún esfuerzo es en vano… y si lo hacemos placentero, pues tanto más. Hoy sentamos en el banquillo a la vinoterapia, la fusión de terapias alternativas de cosmética y los beneficios terapéuticos del fruto de la vid. A todos nos gusta una copa de vino y pocas excusas nos faltarán para sumergirnos en semejante placer, literalmente. 

La vinoterapia consiste en utilizar el vino, la uva y todo lo que rodea a este fruto (vid, sarmiento, pepitas…) para realizar tratamientos cosméticos, ya sea en cabinas utilizando la materia prima prácticamente sin tratar, o bien tras procesar en el laboratorio todos los elementos y elaborar con ellos productos como cremas, mascarillas, geles de baño o jabones. El resultado: una piel rejuvenecida y una sensación de relax.

El uso de derivados del vino tinto en la cosmética se ha puesto de moda debido a los polifenoles, unas moléculas que, según algunos expertos, poseen hasta 50 veces mayor acción antioxidante que la vitamina E y 30 veces mas que la vitamina C. Los primeros experimentos de estos nutrientes en wellness datan de 1999 en la región francesa de Burdeos, con los esposos Mathilde y Bertrand Thomas, fundadores de la empresa Caudalie, la cual ofrece baños y masajes en un spa adaptado, además de elaborar productos cosméticos.

Los radicales libres atacan nuestras células y provocan así un envejecimiento prematuro.  Los impulsores de este tipo de tratamientos aseguran que una correcta utilización de los polifenoles derivados de la uva previene el envejecimiento de las células, hidrata la piel, favorece la microcirculación y hasta tonifica los músculos, ejerciendo un efecto rejuvenecedor y una sensación de bienestar y relajación.

Este tratamiento se ha expandido por el mundo, teniendo posibilidad de realizarse baños de vino no sólo en Francia, sino también en otros países como Argentina, Brasil, Italia y, por supuesto, España. No en vano, en una región vinícola tan preciada como La Rioja, existen hoteles que incluyen esta oferta como atractivo turístico, entre ellos el hotel Finca de los Arandinos, El Palacio Azcárate (Ezcaray), el Señorío de Casalarreina, Los Agustinos, Señorío de Briñas y Ciudad de Haro y casas rurales como la Facultad de Castroviejo; estos ofrecen masajes y tratamientos realizados con cosméticos elaborados con vino. 

El impactante hotel de la bodega Marqués de Riscal, proyectado por Frank Gehry (el mismo arquitecto que diseñó el Museo Guggenheim de Bilbao) es uno de los más emblemáticos en ofrecer este tipo de servicios, con su exclusivo SPA Vinothérapie® Caudalie Marqués de Riscal (cuya barrica spa te mostramos en la imagen destacada de este post).

La uva al desnudo

El secreto de la uva reside en que su piel, así como en la pulpa y las semillas, contienen sustancias químicas antioxidantes que ayudan a las células a regenerarse, liberan la piel de las células muertas, protegen las fibras de elastina y son colágenas, entre otras propiedades. Si vamos por partes, de afuera hacia adentro, se distribuyen así:

  • La piel: son un escudo contra los radicales libres. Los grandes volúmenes que se suelen desechar o que se vuelven a filtrar para la fabricación de orujo, son en realidad una fuente de juventud para extraer la mejor arma contra los radicales libres, los polifenoles.
  • El fruto: la pulpa se usa en tratamientos cosméticos nutritivos e hidratantes, pues la piel de la uva  es capaz de retener hasta cien veces su volumen en agua.
  • Las pepitas: a pesar de su tamaño diminuto, son ricas en ácidos grasos que nutren la piel, ayudan a retener el agua en los tejidos y, utilizadas enteras, son un exfoliante perfecto.   

Relájate sin remordimientos

La vinoterapia emplea diferentes vinos y sus extractos, uvas trituradas y sus jugos, así como la harina, el salvado y el aceite comprimido en frío a partir de semillas de uva; este aceite es especialmente eficaz y valioso, pues en él residen los polifenoles. Para mejorar aún más la eficacia del tratamiento, a menudo se mezclan estas sustancias con agua termal, barro, manteca de leche de cabra, miel y variedad de aceites esenciales.

Según reseña el sitio web www.belleza-natural.com, los más utilizados para realizar la vinoterapia son los tintos, entre los cuales se encuentran:

  • Merlot: especialmente indicados para eliminar las imperfecciones de la piel, remover las células muertas y rejuvenecer.
  • Chianti: por su agradable aroma y gran suavidad, son perfectos para dar masajes relajantes.
  • Lambrusco: ricos en minerales, ayudan a mantener la elasticidad y firmeza de la piel.
  • Rioja: por su frescura, aroma y composición equilibrada, son ideales para realizar distintos tratamientos de belleza y salud.
  • Cabernet Sauvignon: tienen propiedades tranquilizantes, ideales para masajes.

Un buen tratamiento de vinoterapia comienza con una exfoliación completa, para preparar la piel, eliminando células muertas y dilatando los poros para que puedan penetrar mejor los nutrientes durante su aplicación. Posteriormente, la persona se sumerge en una bañera llena de agua tibia y del licor que se escoja, durante 30 a 45 minutos de relajación y de confort.

Una vez culminado el tiempo, la persona se retira de la bañera y se ducha rápidamente con agua tibia, para eliminar los excesos y neutralizar el aroma. La experiencia terminará con un corto masaje corporal, con vino caliente y extractos de uva, para asegurar que las bondades del vino penetren en la piel.

Si optas por hacer el tratamiento en casa, llena la bañera con agua entre 36 y 37ºC. Si optas por una solución completamente artesanal, añade unas cuatro tazas de vino tinto y una taza de miel; también puedes comprar productos de baño hechos con vino y agregar la cantidad de agua en la bañera. Eso sí, si tienes una bañera de hidromasaje, el efecto será seguramente más placentero… y agrega algunas velas  

Vinoterapia en La Rioja

Si deseas más información sobre la vinoterapia y sus beneficios, te dejamos este reportaje realizado por el periodista Pablo Herrara para CNN, en donde conocerás de qué trata y la oferta de La Rioja para los amantes del vino y del relax.

¿Has probado alguna vez la vinoterapia? ¿Cuál sería tu baño perfecto para relajarte y sumergir el estrés? Comparte tu experiencia con nosotros. 🙂

Compartir