Obesidad Infantil _VilleroyBoch1

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. En la obesidad hay un aumento de peso procedente de masa grasa y su origen es multicausal. La mayoría de las veces encontramos un desequilibrio entre la ingesta energética, excesiva, y la actividad física que realizan los niños que es escasa.

La obesidad infantil, como reconoce la OMS, se relaciona con una dieta malsana y con el sedentarismo pero también con factores como las políticas socioeconómicas, los transportes, los estilos de vida de la población o la educación nutricional de la población. Ante la creciente prevalencia de obesidad infantil la OMS reconoce la necesidad de un abordaje con un enfoque multidisciplinar y adaptado a las circunstancias culturales.

Obesidad Infantil _VilleroyBoch4

HEMOS CAMBIADO NUESTRA DIETA

Nuestra alimentación tradicional ha sido la dieta mediterránea, ligada a nuestra tierra y cultura, pero en la actualidad nos hemos alejado de ella introduciendo alimentos ricos en grasas y azúcares cuya energía, al no necesitarla ni usarla, se transforman en reservas grasas.

A veces nos confundimos y pensando que es lo mismo tomar una fruta que un lácteo con sabor a fruta o con trocitos de fruta. Incluso la confusión nos puede llevar a pensar que es lo mismo tomar un zumo de fruta que una fruta entera, tema del que hablamos en este post sobre naranjas.

Obesidad Infantil _VilleroyBoch3

CONSECUENCIAS DE LA OBESIDAD INFANTIL

El sobrepeso y la obesidad infantil tienen consecuencias sobre la salud física, psíquica y social. Un niño obeso puede convertirse en un adulto obeso con el riesgo de padecer hipertensión arterial, diabetes, dislipemias, entre otras enfermedades. La obesidad infantil acerca la patología cardiovascular al niño o al adulto que llegará a ser. A nivel psicológico y social también le afecta disminuyendo su autoestima e incluso aislándolos.

VAMOS A PREVENIR EN VEZ DE CURAR

Una buena educación nutricional en las familias, formadores y educadores es un pilar básico pues ellos serán actores protagonistas en la alimentación de los niños y y por tanto en el efecto positivo o negativo que ésta tendrá sobre su salud. Por supuesto es fundamental la colaboración, en pro de la salud, de las instituciones públicas, sanitarias, de la industria alimentaria y de sectores implicados en la alimentación.

Obesidad Infantil _VilleroyBoch2

Obesidad Infantil _VilleroyBoch5

La promoción de hábitos saludables no debe centrarse únicamente en una alimentación suficiente, saludable y equilibrada, también hay que destacar la necesidad de fomentar el ocio activo. Tendremos que buscar recursos y profesionales que nos orienten en caso de necesitarlos. Queremos evitar que los niños padezcan sobrepeso u obesidad y se conviertan en adultos obesos.

Recordad,  una alimentación saludable, completa y placentera en la infancia es posible.

ANA NUTRICIONISTAFacebook | Twitter |  Instagram

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Ana Márquez Guerrero
Ana Márquez Guerrero nutrisanaeducacion.com
Dietista-Nutricionista, dedicada a la práctica clínica en su consulta de Málaga capital. También imparte formación sobre dietética y alimentación, asesora a enfermos, familias y empresas. Es además enfermera y antropóloga.