00_The_Villa_Chameleon_03_@_Benjamin_Monn_1067x567px

Si hay un ejemplo de arquitectura puesta al servicio del baño & wellness, ese es Villa Chameleon. Situada en la exclusiva urbanización Son Vida de Mallorca, en su proyecto, el espacio dedicado al bienestar no sólo se tuvo en cuenta a la hora de equipar las zonas de baño de la casa principal o la de invitados, sino que el tercer elemento que conforma esta espectacular residencia está conformado por una enorme zona de wellness. Puro lujo.

01_The_Villa_Chameleon_22_@_Benjamin_Monn_900px

03_The_Villa_Chameleon_20_@_Benjamin_Monn_900px

04_The_Villa_Chameleon_24_@_Benjamin_Monn_900px

Bañeras con vistas panorámicas en prácticamente todas las habitaciones, bañera de hidromasaje, un spa, piscinas climatizadas, dos exteriores y una tercera cubierta,… el agua es tan importante dentro como fuera de la casa, donde la línea del horizonte se pierde más allá de la ciudad y del puerto de Palma de Mallorca, en el mar Mediterráneo.

De estilo minimalista tanto en el exterior como en el interior, en sus tres edificios – casa principal, casa de invitados y zona de bienestar – el color blanco es el absoluto protagonista y sólo le cede un pequeño espacio al negro, utilizado en algunos detalles decorativos, y al color piedra en alguna de las zonas de baño y wellness, especialmente aquellas que comunican con el jardín.

05_The_Villa_Chameleon_33_@_Benjamin_Monn_900px

06_The_Villa_Chameleon_37_@_Benjamin_Monn_900px

07_The_Villa_Chameleon_16_@_Benjamin_Monn_900px

08_The_Villa_Chameleon_28_@_Benjamin_Monn_900px

La luz natural que entra a raudales por los enormes ventanales de esta lujosa residencia – más de la mitad de la fachada es de cristal fino – potencia todo ese color blanco que, a su vez, contrasta con la multicolor iluminación nocturna. Basada en una sofisticada tecnología LED, Villa Chameleon hace honor a su nombre y, por las noches, cambia de color: rojo, verde, violeta… la ocasión o el ánimo del anfitrión deciden la tonalidad.

Con diez dormitorios y nueve baños, además de sala de estar, cocina, comedor, biblioteca, sala de cine, bodega, minibar… pocos dirían que una vivienda de esas dimensiones necesite casa de invitados, pero Villa Chameleon la tiene, con entrada independiente, para mayor comodidad de todos sus habitantes. Y por supuesto, a la zona de baño y wellness se suma otra de fitness. Todo ello rodeado de un jardín mediterráneo de ensueño que crea el marco perfecto para que, como decíamos al principio, la arquitectura se ponga al servicio del bienestar.

09_The_Villa_Chameleon_02_@_Benjamin_Monn_900px

10_The_Villa_Chameleon_13_@_Benjamin_Monn_900px

11_The_Villa_Chameleon_14_@_Benjamin_Monn_900px

12_The_Villa_Chameleon_23_@_Benjamin_Monn_900px

Ya os lo decía en mi último post dedicado al Hotel Boutique Dylan en Dublín, para encontrar rincones de lujo no hay que irse lejos. De hecho, a veces se esconden muy cerca de nosotros aquí en España, por ejemplo en lo alto de una colina de Palma como en este caso, o en Marbella, como nos descubría hace unos días Maribel.

Con un destino así…
¿no os parece que, como en la canción, será maravilloso viajar hasta Mallorca?

¡Feliz lunes!

Imágenes vía: Benjamin Antony Monn Photography
Información sobre el proyecto vía: Arquitecture Passionately Managed, Engel Voelkers

monicaFacebook | Twitter | Instagram | Google + | Pinterest 

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Compartir
Monica