Ver este interior sorprende por su diseño y gama cromática tan oscura. Acostumbrados a interiores luminosos en la llamada ciudad de la luz, este increíble espacio destaca por su elegancia en negro en un histórico apartamento en París. Proyectado en dos plantas por Iryna Dzhemesiuk y Vitaly Yurov, el resultado es una mezcla dramática de detalles clásicos y diseño contemporáneo. El interior cuenta con una paleta negra elegante y chic, en la que destaca el mármol de Portoro, la pintura negra de paredes, el vidrio negro ahumado y, todos y cada uno de los complementos y accesorios en este color lleno de personalidad. Aparte de esta paleta, el apartamento de París también exhibe un solado entarimado de roble y múltiples acentos en color cobre amarillo, cuero y verde de plantas. Un contraste perfecto para un interior lleno de carácter masculino y dramastismo. Uno de los acentos más importantes de este espacio en concepto abierto tipo loft, es una estatua de latón enorme que recrea el David de Miguel Angel, creado mediante filas, unas sobre otras, de este material con un relieve alitonado en negro. Esta pieza tan singular y su escala, se encuentra en consonancia con el par de asombrosas lámparas Baxter que cuelgan del techo.

Las lámparas colgantes de araña son como un ‘hilado de seda’ en latón, que soportan las múltiples luces LED y que dan la luz ambiental perfecta a este interior. La zona social es el centro neurálgico de la vivienda, con un gran sofá de piezas unidas y una chimenea presidiendo el conjunto que mira al exterior por los grandes ventanales. En contraste con la composición orgánica de las lámparas Baxter, las luces lineales que resaltan el borde de cada huella de escalera, llevan el orden a una estética de iluminación muy ecléctica. La idea es que el ambiente negro esté lleno de iluminación ambiental. Una pared verde de helechos da el contrapunto de frescor para ganar en conexión con el exterior y no sentir el agobio de un espacio tan hermético. El apartamento también está conectado al ambiente exterior a través de una terraza con acceso a través de un par de puertas negras y de latón francés.

La cocina es un espacio de pared a pared, y de suelo a techo con la base en negro. Pero la moldura y los armarios contenedores se cubren de láminas de latón patinado. La iluminación bajo los estantes expuestos, ayuda a mantener la luz de la cocina entre todo el negro que lo rodea. Otro detalle de la cocina es la explosión de labios de color rojo cereza de la obra de arte digital apoyándose contra la pared.

Los colores oscuros no se utilizan a menudo en hogares parisienses, pero este apartamento de París es precioso con una beleza y elegancia formal muy equilibrada. Tal vez negro es el nuevo blanco. ¿Vosotros qué créeis? ¿Os atreveríais a vivir en un espacio en negro?

Información y fotos [ ] Iryna Dzhemesiuk – Vitaly Yurov

TwitterFacebook | Instagram

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

 

Virginia
Descripción: Soy Virginia, Arquitecta de interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage". Mil cosas al día me inspiran y de ello os hablaré en mi espacio.