A pesar de que el espacio sea reducido, no es necesario renunciar a una bañera Lavabo, inodoro, armarios, espejos, calefacción, toalleros, ducha e incluso...