Fregaderos de cocina resistentes a los golpes y arañazos, así como al calor y al frío

Un fregadero de cocina moderno tiene que ser resistente a los golpes y arañazos, así como al calor y al frío. Debe ser rápido y fácil de limpiar, y lucir un cuidado diseño. Los fregaderos de cerámica de alta calidad de Villeroy & Boch cumplen con todas estas demandas.

Las cacerolas calientes o los alimentos congelados se pueden colocar en el fregadero de cerámica sin dejar marcas desagradables. La cerámica no adquiere olores, por lo que es ideal para preparar alimentos delicados. También es higiénico y fácil de limpiar.

Todos los fregederos de cerámica de Villeroy & Boch vienen con la superficie CeramicPlus de fácil mantenimiento. Para limpiar a fondo la cerámica, incluso eliminando rápidamente manchas difíciles y de cal, simplemente se debe usar un paño húmedo. Además, como los fregaderos son fabricados a temperaturas muy altas, tienen una superficie extremadamente dura y lisa, que evita que la suciedad penetre en el material.

Una de las ventajas de la cerámica de Villeroy & Boch, es su versatilidad en el diseño. Gracias al moderno proceso de fabricación, los fregaderos cerámicos pueden producirse en diferentes tamaños, formas y tipos de instalación. Ya sea redondo, cuadrado, rectangular o asimétrico; completamente liso o con ranuras; en blanco, otros colores o con una decoración, hay un fregadero perfecto para todas las preferencias de diseño, gustos y espacios de cocina, con la opción de grifería y accesorios.

Gracias a más de 265 años de experiencia en cerámica, Villeroy & Boch sabe cómo mantenerse al día con las últimas tendencias, y continúa creando nuevos diseños y tendencias de color en línea con los desarrollos en el escenario internacional de diseño de interiores.

Compartir