Casa con vistas al océano

Tenemos ganas de vacaciones. El invierno se ha hecho largo. Demasiado largo quizás. Y el estrés del día a día se va acumulando en nuestros cuerpos, deseosos de retirarse del mundanal ruido para reencontrarse con las cosas que de verdad importa, con ganas de recuperar el tiempo libre, de disfrutar de la naturaleza… Para hacerlo, nada mejor que trasladarse hasta una casa que protagoniza nuestro home tour de hoy. Una casa con vistas al océano que es sencillamente espectacular y que está situada en la isla Whidbey, en el estado de Washington.

Porque… ¿Os imagináis estar en el salón y disfrutar de estas vistas? La vivienda tiene un aire fresco y natural muy confortable. Tiene ese sabor a mar, sin que sea algo obvio. Y además de ser bonita, esta casa ha sido diseñada pensando en las características físicas que la rodean, siguiendo la filosofía del estudio de arquitectura Hoedemaker Pfeiffer.

Un estudio que se caracteriza por crear espacios que revelan el espíritu humano de las personas que los habitan, conectándolos con el mundo en el que vivimos. Conectándolos, salvaguardándolos, ya que por ejemplo esta vivienda está situada en un área que es propensa a sufrir inundaciones a causa de las tormentas, y para evitar daños en su primera planta, la casa se elevó sobre unos muelles para permitir que las aguas torrenciales fluyeran libremente debajo de la estructura camino del océano.

Home tour

La vivienda se construyó teniendo en cuenta sus usos. Una vivienda con mucho uso en la que se reúnen de forma habitual muchas personas, y que necesitaba ser bonita y acogedora, pero también resistente. Por ello, desde el estudio Hoedemaker Pfeiffer se apostó por materiales y acabados diseñados para resistir sin problema un uso intensivo.

La gran sala central es sencillamente impresionante, por el tamaño, y por la altura de sus techos, con esas vigas en madera, las cristaleras que se abren al horizonte, los grandes faroles que cuelgan del techo o por los ventanales corridos de la parte superior. Este gran espacio, que agrupa las zonas de estar, comedor y cocina, está presidida por dos chimeneas (una en cada extremo de la sala), sobre las que cuelgan dos grandes cuadros.  Además, estas dos chimeneas permiten dar dinamismo al salón al permitir mover los muebles y rediseñar el espacio dependiendo de la estación del año para aprovechar la luz de cada momento.

En el resto de la estancia, destacan sin duda el porche, perfecto para disfrutar de esas tardes de verano, o la biblioteca. Un espacio que me ha parecido muy confortable, con ese gran ventanal para disfrutar de las vistas, el butacón para pasar horas muertas leyendo, y detalles que le dan calidez, como la alfombra, o ese taquillón de madera con cierto aire marinero. Ideal sin duda para una casa con vistas al océano

Este dormitorio también me ha parecido muy atractivo por su sencillez y por la calidez que desprende, con el color de la madera, el color suave de los textiles, con el toque azul de la colcha que nos recuerda que estamos a pocos metros del mar.

¿Te imaginas despertándote en esa cama con el intenso azul del océano de fondo?

 

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.