Cuando hablamos de decoración estival, no podemos dejar de pensar en tonalidades turquesa, coral, blanco, menta, … Materiales naturales, sencillez y luminosidad de los espacios. Hoy hablamos de las claves para una decoración estival. Un estilo que nos describe en formas, materiales y colores el azul del mar, las cañas y el mimbre, el naranja quemado de los atardeceres. Que nos traslada también a los pueblos, culturas y costumbres que están bañadas por el Mediterráneo. La decoración de verano nos traslada al mar, implica espacios que invitan al descanso, comidas llenas de sabores, y mucha luz. Paredes blancas encaladas, vigas de madera y sencillos detalles para decorar. Si hay un estilo decorativo que seduce por su naturalidad, sencillez y autenticidad, es sin duda, la decoración mediterránea. Lo sencillo y lo natural es el nuevo lujo.

Mediterráneo es un estilo, una forma de vida y una forma de vestir los hogares en los que la luminosidad se expresa como protagonista esencial.

Paleta fresca

Una de las claves del estilo mediterráneo es la claridad, así que debemos potenciar al máximo la entrada de luz natural en nuestros hogares. Olvídate de cortinas con espesos tejidos, o la colocación de muebles cerca de las ventanas que pueda impedir la entrada de los rayos del sol. Busca una paleta de color clara, donde se potencie la iluminación de las estancias gracias al efecto del color de las paredes. El blanco es la estrella del color para esta decoración, aunque puedes optar por un gris o un azul muy claro, tendiendo casi al blanco. Este color no solo potenciará la luz, sino que proporcionará frescura a los ambientes.

Cúales son las claves para una decoración estival

1.- Espacios minimalistas y de líneas sencillas. Todas las estancias se deben vestir sin recargar, sin excesos, para que la luminosidad natural y los detalles alcancen el máximo protagonismo.  La decoración de estilo mediterráneo se inspira en las casas construidas en la costa del mar Mediterráneo, en el que el mobiliario acostumbra a ser sencillo, poco adornado, de madera, mimbre y hierro forjado, en colores claros.

2.- Los materiales clave del estilo mediterráneo para los muebles son la madera, el mimbre y la forja. Para las paredes el yeso o la piedra quedarán estupendos. Y para solados, la terracota, la madera o los azulejos quedarán de 10. Para los elementos textiles, los tejidos más utilizados para crear este tipo de espacios de decoración son los orgánicos de carácter natural como el lino y el algodón, principalmente. Para vestir la cama, para decorar con cojines el sofá, en las cortinas y visillos, todos los tejidos son frescos y vaporosos.

3.- Uso de colores 100% Mediterráneos. El azul es el color principal de la decoración, en tonalidades turquesas, azul Klein, o índigo,  mezclado con el blanco, que aportará luminosidad y sensación de bienestar, algunos detalles en rojo, el marrón del barro cocido y el verde oliva, la combinación perfecta para conseguir espacios refrescantes, acogedores y muy naturales.

4.- Cuando se trata de los elementos decorativos, no hay que exagerar, es decir, no hay que sobrecargar el espacio con los mismos. Un elemento que no puede faltar cuando decores tu hogar, son las plantas o las flores, ya que estas le dan ese toque de frescura y naturalidad a tu hogar, que es esencial lograrlo en el estilo mediterráneo. Para crear un estilo inspirado en lo natural y en lo fresco, agrega estampados a tus textiles, ya sea a las cortinas, manteles, plaids, etc. Generalmente el color rojo es que debe predominar en estos, al mismo tiempo haciendo contraste con algún tono en azul.

Si lo que buscas es crear un ambiente lleno de vitalidad, color, luminosidad, frescura y calidez, entonces el estilo mediterráneo será el indicado. Sólo tienes que atreverte con él. ¿Te animas?

vía Pinterest

Compartir
Virginia
Descripción: Soy Virginia, Arquitecta de interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage". Mil cosas al día me inspiran y de ello os hablaré en mi espacio.