Cuántas veces hemos escuchado aquello de que “soñar es gratis”, ¿verdad? Y es que es normal dejar volar en ocasiones la imaginación y vislumbrarnos disfrutando de la casa de nuestros sueños. Pero ¡ojo! en ocasiones los sueños pueden hacerse realidad y conseguir el vestidor de nuestros sueños puede estar más cerca de lo que crees.

Disfrutar del espacio y la comodidad que nos ofrece un vestidor en nuestra casa es para muchas personas un lujo inalcanzable. Un espacio propio donde ordenar y guardar nuestra ropa y tener un espacio elegante y con clase donde cambiarnos cada día. ¿Por qué tener en casa habitaciones sin utilizar o rincones sin sacarle el máximo provecho? Es hora de que diseñes el vestidor que siempre has querido.

Date cuenta que a lo largo de la vida acumulamos una gran cantidad de ropa. Pese a que en ocasiones renovamos nuestro vestuario, tendemos a acumular y no tirar la mayoría de las prendas porque simplemente están en buen estado, porque pensamos que alguna vez las usaremos o porque simplemente nos sabe mal deshacernos de ellas. Habilitar una parte de nuestra habitación o una zona de nuestra casa como vestidor nos ayudará a tener un espacio ordenado, diferenciado de nuestra habitación y con todas las comodidades para que podamos guardar y elegir nuestra ropa sin problema.

10 claves para disfrutar de un vestidor de ensueño

10 ideas para un vestidor de lujo

Luz. La luz es un elemento importantísimo. Tanto en lo referente a la luz del techo como a la propia luz del mueble donde poder visualizar sin problema las diferentes prendas y sus tonalidades y así elegir mejor qué ponernos.

Práctico. Debe ser un vestidor práctico, dónde podamos acceder a cualquier parte sin problema incluso en sus zonas más altas. Un vestidor de fácil accesibilidad es fundamental.

Fácil manipulación. Tanto los armarios, como estantes y cajones deben ser de fácil manipulación, no debemos tener ningún tipo de barrera ni problemas de aperturas o similares.

Zonas diferenciadas. Un vestidor de ensueño debe dispone de zonas diferentes para cada tipo de prenda: pantalones, camisas, vestidos, zapatos… el orden debe ser una regla básica de cualquier probador.

Ella y él. Debemos guardar un espacio concreto para que cada integrante de la familia tenga su propio espacio en el vestidor. El respeto de los espacios es imprescindible cara a evitar también conflictos y roces.

Prendas al descubierto. Es importante disponer de una serie de prendas al descubierto, es decir aquellas que o bien necesitan más ventilación o las que utilicemos más a menudo.

Un espacio que combine con el resto. Un vestidor debe estar en consonancia con el resto del mobiliario de tu habitación o con el estilo de tu casa. Debe ser un espacio con personalidad propia pero complementario a tu propio estilo.

Hecho a medida. Opta siempre por vestidores hechos a medida, que se adecue perfectamente al espacio del que dispones y no al revés.

Dentro o fuera de tu dormitorio. Aunque lo ideal es instalar este espacio dentro de tu habitación, puedes hacerlo fuera de tu dormitorio. La disposición de tu casa manda y si tienes habitaciones sin usar, incluso habitaciones de invitados que apenas utilizas ni lo pienses.

Techos y paredes. No solo se trata de tener un mueble como vestidor sino opta por una decoración integral tanto de techos como paredes. El resultado final debe ser espectacular.

10 claves para disfrutar de un vestidor de ensueño

Compartir
Sergio Delgado
Sergio Delgado
Periodista freelance y experto en marketing. Apasionado de la decoración, del cine y los libros. Me encanta viajar y perderme en librerías con encanto. Descubrir rincones para recordar y lugares con alma. Aficionado primerizo del jazz y adicto al chocolate blanco.