Hoy os traigo 7 alimentos que no pueden faltar en tu mesa en verano. Son frutas y hortalizas imprescindibles en la temporada estival. Forman parte de platos frescos y fáciles de digerir que nos recuerdan lo fácil que nos lo ponen estos alimentos para ayudarnos a cuidar nuestra salud y la de nuestros niños y niñas.

Higos y brevas

Frutas muy dulces, ricas en hidratos de carbono (fructosa, glucosa y sacarosa). Podemos usarlas para endulzar platos sin añadir otros azúcares. Destaca su riqueza en fibra y vitaminas destacaría la provitamina A, antioxidante, junto a las vitaminas C, B1, B6 y niacina. Los minerales como el potasio, el magnesio y el calcio también están presentes en cantidades apreciables.

Cerezas

Hablamos de sus antocianinas, un flavonoide antioxidante que le da su color rojo. Un puñado de cerezas nos aporta una cantidad significativa de potasio. Ayudando frente a calambres musculares o hipertensión arterial. Ricas en fibra, ácido fólico y por tanto recomedadas para mujeres embarazadas.

Además las cerezas contienen ácido elágico y quercitina .Disminuyen el dolor y la inflamación en la artritis y en el ataque de gota.

Remolacha o betabel

Con un color rojo intenso muy característico de las antocianinas. Son pigmentos antioxidantes que protegen nuestra salud frente a los radicales libre. Aportan muy pocas calorías, pues 100 gramos no llegan a 30 Kcal. Destaca la cantidad de ácido fólico y algunas vitaminas como la B1, B2, B3 y B6.  Es muy rica en yodo y potasio.  Son de gran ayuda en el control de las cifras de tensión arterial. Las remolachas tienen una buena cantidad de fibra con lo que su efecto saciante se hace notar.

Preparar nuestra piel para el verano

Tomate

Es una fruta-hortaliza, pues tiene algo más de azúcares simples en comparación con otras verduras. Es poco energético con unas 20 calorías por 100 gramos. Su componente mayoritario es el agua, seguido de los hidratos de carbono.

Es rico en fibra, potasio y fósforo, y en vitaminas. Destacan la C, E, provitamina A y vitaminas del grupo B, en especial B1 y niacina o B3. Además, muy rica en carotenos como el licopeno. Este es un pigmento natural que aporta el color rojo característico.

El alto contenido en vitaminas C y E y la presencia de carotenos lo convierten en una importante fuente de antioxidantes. Ayudan en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. Ayuda también a la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.

En el tomate también hay vitamina A, necesaria para la visión, la piel, el pelo, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Tiene propiedades antioxidantes.

Sandía

Rica en agua y con pocas kilocalorías. Es rica en minerales, vitaminas y antioxidantes como el licopeno, siendo fuente de citrulina. El licopeno ha demostrado, en estudios científicos, sus propiedades antioxidantes y protectoras frente a los radicales libres.  Es eficaz en enfermedades cardiovasculares, inmunológicas y degenerativas. Así mismo, se sabe que cuando la concentración plasmática de licopeno es elevada, esto supone una protección frente a diversos tipos de cáncer como el de colon y próstata.

La sandía es fuente exógena de citrulina, del latín citrullus que significa sandía, donde fue aislada por primera vez en 1914. Es un precursor en la ruta de síntesis de un aminoácido esencial para niños y adultos, la arginina. La citrulina tiene efectos positivos en el corazón, en el aparato circulatorio y en el sistema inmunológico.

Melón

Su composición nutricional vuelve a destacar la cantidad de agua que posee y la baja cantidad de hidratos de carbono, de hecho es una fruta pobre en fructosa lo cual la hace idónea para personas con problemas de malabsorción a la fructosa.

Rico en provitamina A, en beta-caroteno, abundante en la parte naranja de la pulpa del melón, que nos ayudará a cuidar por ejemplo de nuestra vista, del sistema inmunológico, del mantenimiento y recuperación de piel y mucosas o de los huesos. La vitamina C también tiene acción antioxidante. Interviene por ejemplo en la síntesis de colágeno, en la formación de tejido óseo, en la síntesis de glóbulos rojos. Ayuda en la reparación de mucosas y ayuda a la mejor absorción del hierro de los alimentos.

La bebida del verano_el Smoothie2

El melón es fuente de potasio, mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para el control junto al sodio del correcto funcionamiento celular. Es una fruta muy útil en deportistas, en la alimentación para embarazadas, en personas que sufran vómitos repetidos, hipertensas, en enfermedades con procesos inflamatorios, estresadas o fumadoras.

Finalmente ya tienes tus recomendaciones de alimentos vegetales de temporada ¿A qué esperas para incluirlos en tu lista de la compra? Disfrútalos.

 

Compartir
Ana Márquez Guerrero
Ana Márquez Guerrero nutrisanaeducacion.com
Dietista-Nutricionista, dedicada a la práctica clínica en su consulta de Málaga capital. También imparte formación sobre dietética y alimentación, asesora a enfermos, familias y empresas. Es además enfermera y antropóloga.