Una apuesta minimalista en estilo escandinavo, donde la iluminación y las texturas, son las protagonistas. Un apartamento moderno, para una chica joven, lleno de serenidad y estilo. Los decoradores diseñaron este interior distribuyendo espacios bien organizados y bien diseñados. En el equipamiento y la decoración, los materiales naturales, las superficies de madera, los colores claros y el uso de diversos materiales, con diferentes texturas, son la clave. Cuando accedemos al hall de entrada vemos cómo se ha conectado mediante la eliminación de las paredes del espacio abierto común de la sala de estar y la cocina.

Los pilares, por supuesto, se han mantenido, pero con la cubierta de madera y la rejilla negra (los estantes también funcionan como estantes) se han convertido en una parte integral del diseño. El apartamento consta básicamente de dos habitaciones, y el diseño es cómodo y abierto. Un área común al lado del dormitorio se ha diseñado con un balcón de estudio con paredes de vidrio, lavadero, baño y vestuario. Las ventanas grandes llenan de luz todo el interior.

Minimalismo en estilo escandinavo

Muchas de las claves del estilo minimalista son perfectas para el estilo escandinavo, pues son dos estilos que combinan muy bien. En ambos, el color claro es el protagonista, al igual que la luminosidad de las estancias. Igualmente se busca el uso de materiales naturales. Por último en el estilo minimalista se buscan utilizar solo elementos indispensables, mientras que en el estilo nórdico todos los elementos que se colocan deben ser útiles y funcionales para el día a día. Como se puede ver en este interior, la paleta de colores es liviana. Además de los tonos grises, las superficies cálidas de madera y los accesorios de color rosa, adornan cada rincón.

Recursos de diseño como las puertas sin marcos, se complementan perfectamente con un diseño moderno. El plano abierto del apartamento se obtuvo mediante la eliminación de la pared entre la sala de estar y la cocina, y uno de los dos baños originales porque el apartamento está destinado a una persona. En la sala de estar, la pared de la TV estaba cubierta con paneles de madera colocados a 45 grados y se prolonga a la parte posterior de la cocina, cubierta con una placa de vidrio anti-salpicaduras. Este interior minimalista de estilo escandinavo ofrece una línea de diseño sencillo pero efectista, con elementos como el hormigón en paredes que le aporta carácter y fuerza.

El minimalismo en estilo escandinavo resulta ser la última tendencia para las viviendas que rescatan lo mejor de los dos estilos, con un resultado elegante, medido y sereno. ¿qué te parece este interior pensado al detalle?

vía

Compartir
Virginia
Descripción: Soy Virginia, Arquitecta de interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage". Mil cosas al día me inspiran y de ello os hablaré en mi espacio.