Claves para celebrar la cena de Acción de Gracias

El Día de Acción de Gracias (Thanksgiving), una fiesta de origen estadounidense, se celebra cada día más en España. No solo por los ciudadanos norteamericanos que residen en nuestro país, sino también por españoles (no hay más que echar un vistazo a Instagram en la noche del cuarto jueves de noviembre) que han ido asumiendo como propia esta costumbre por el influjo de películas, o de series como Friends o Los Simpson.

La fiesta en cuestión nació en 1621 en Plymouth, en el estado de Massachusetts, en 1621. Allí, Squanto, un miembro de la tribu Wampanoag, enseñó a los Padres Peregrinos (los primeros ingleses asentados en aquel territorio) cómo pescar y cultivar en aquellas tierras. Con ese conocimiento, y los colonos británicos lograron su primera gran cosecha de otoño, y como gesto de agradecimiento, invitaron a un grupo de nativos americanos que vivían cerca a disfrutarlo con ellos en una cena para dar gracias por la generosidad de la tierra.

Aquel fue el primer Thanksgiving. Una tradición que reúne todos los años a amigos y familiares en una velada que tiene al pavo como gran protagonista. Tras Plymouth en 1621, las celebraciones por las buenas cosechas se fueron extendiendo por otras colonias de la Costa Este, hasta que el primer presidente estadounidense, George Washington, decretó en 1789 la primera proclamación de Acción de Gracias para agradecer el final de la Guerra de Independencia del Reino Unido. Un siglo después, en 1863, el Gobierno de Estados Unidos declaró día festivo el último jueves de noviembre, elevando el día de Acción de Gracias a fiesta nacional.

Cómo organizar la cena de Acción de Gracias

Brindille_Vieux Luxembourg

 

Si tu también quieres sumarte a esta celebración y sorprender a tus amigos con ella, aquí tienes las claves para organizar una cena de acción de gracias en casa.

Prepara la decoración. La ambientación es fundamental para organizar el Thanksgiving. Al estar en otoño, las tonalidades naranjas, marrones y amarillos son clave. Calabazas, hojas, nueces, castañas, velas, alguna pieza antigua que recuerde a las labores del campo… además de banderolas, o carteles con la palabra gracias. Para vestir la mesa, en el mercado hay un buen número de artículos, desde manteles a servilletas, ideales para celebrar esta fiesta.

La vajilla. El Día de Acción de Gracias es el momento de sacar la vajilla bonita, y sobre todo, de sacar esas piezas antiguas o que tienen un componente sentimental. Piezas que evocan recuerdos y que ayudan a crear esa atmósfera cálida y familiar que tanto nos gusta. Para el centro de la mesa, puedes colocar además alguna bandeja grande de porcelana o una sopera llena de flores y elementos otoñales. En el caso de la vajilla, opta por motivos vegetales, o por colecciones que evoquen una imagen retro. Por ejemplo, una vajilla atemporal como Vieux Luxembourg de Villeroy & Boch es ideal para este tipo celebraciones.

El menú. Como bien sabrás, el pavo es el elemento central de la celebración del Día de Acción de Gracias. Las encuestas señalan que un 88% de los estadounidenses cenan pavo ese día. De acompañamiento del pavo, no pueden faltar el puré de patatas, las judías verdes, la salsa de carne tipo gravy, el stuffing ( receta a base son cubos o migas gruesas de pan, con bacon, salchicha, frutos secos o fruta, queso, verdura) o  la tradicional salsa de arándanos. Los boniatos asados o las coles de bruselas también son otro acompañamiento muy popular en muchos hogares.

Acción de Gracias

Imagen: Tim Sackton

Para esperar a que salga el pavo del horno, también suelen prepararse aperitivos ligeros, para evitar que tus invitados se llenen cuando sirvas el plato principal. Encurtidos y recetas ligeras son ideales para estos momentos de espera, sin olvidar las cremas de verduras, sobre todo de calabaza, brócoli o coliflor. Los panecillos tiernos, a ser posible caseros, tampoco pueden falta en esta cena.

 

Los postres. La tarta de calabaza es el gran clásico de esta festividad, sin olvidarnos de la siempre apetecible tarta de manzana.

La Bebida. Vinos, vinos espumosos, sidra, champagne son clásicos que no pueden faltar en esta fiesta. Tras la cena, servir un vino dulce para acompañar los postres, o unos cócteles para la sobremesa también serán bienvenidos.

¿Te animas a celebrar el Thanksgiving en tu casa?

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.