Tips para poner el árbol de Navidad ideal

El Puente de la Constitución, ese momento que aprovechan miles de familias de nuestro país para preparar la decoración navideña de la casa, se acerca. Y por eso, en el blog de Villeroy & Boch hemos decidido ponernos manos a la obra y darte unos cuantos consejos para poner el árbol de Navidad ideal ¿Comenzamos?

Antes de nada, hay que pensar dónde vamos a colocar el árbol. Hay familias que lo colocan en el porche o en el jardín. Otras, lo instalan en el recibidor de casa. Pero la mayoría lo instalan en el salón. A fin de cuentas, es allí donde transcurren la mayor parte de las celebraciones, por lo que es una buena idea poner el árbol de Navidad en el salón ya que ayuda a crear esa atmósfera navideña que tanto nos gusta para disfrutar de él durante todas las fiestas.

Consejos para poner el árbol de Navidad

 

Si lo instalas en el salón, estudia también dónde ubicarlo.

Si tienes chimenea, cerca de ella es un lugar perfecto para esa foto que todos tenemos en la cabeza. Y si no, lo mejor es situarlo en un rincón. Ten en cuenta el espacio del que dispones para elegir un árbol del tamaño que necesitas. Si el árbol es pequeño y no dispones de mucho espacio, siempre puedes jugar con una mesa rinconera para darle mayor altura y que el efecto óptico sea espectacular.

Una vez que hemos elegido el espacio en el que colocarlo, es el momento de decidir el estilo decorativo del árbol ¿Lleno de color, o monocromático? ¿De estilo centroeuropeo, más infantil,  o con aires nórdicos? ¿De una Navidad clásica, o de una Navidad más moderna? El estilo de tu casa, tus gustos, y la imagen que tienes de la Navidad influirán en el estilo final del árbol.

Cómo poner el árbol de Navidad

 

Y por supuesto, el hecho de que haya niños en casa también influye a la hora de elegir los colores, o incluso las piezas decorativas. Es recomendable dejar de lado los adornos delicados o de cristal para evitar que se rompan y los peques se puedan cortar con ellos. Si es la primera vez que pones el árbol, puedes comprar los adornos imprescindibles, y luego, ir comprando año tras año nuevas piezas para incorporar a tu decoración aprovechando viajes. Luego, cada uno de esos adornos será un bonito recuerdo que te vendrá a la mente cada año en el momento de desembalar la decoración.

Cuando ya hemos hecho el trabajo previo, es el momento de colocar el árbol. Un momento que puedes convertir en una pequeña fiesta familiar. Abre una botella de vino, zumo para los peques, algo de picar, y música navideña para dar ambiente, y déjate llevar por el espíritu navideño.

Árbol de navidad bonito

 

Para empezar, lo primero que hay que hacer es poner las luces. Ese momento que odiamos muchos, por el lío de cables, y porque quizás sea la parte más fea o ingrata del momento de poner el árbol. Pero por mucho que no nos guste, es una de las partes más importantes si queremos que el árbol quede de diez. La manera más óptima de hacerlo es colocar la guirnalda de arriba a abajo, comenzando por el interior de las ramas para luego sacarlas hacia el exterior.  Para comprobar que la que la iluminación quede homogénea para no dejar zonas de sombra o con menos densidad de luz, lo mejor es apagar las luces del salón y probar la iluminación del árbol a oscuras antes de colocar los adornos. Así podrás corregir cualquier fallo que veas.

El siguiente paso será colocar las bolas más grandes, siguiendo una estructura en zig zag para conseguir así que el árbol tenga un equilibrio. Estas bolas te ayudarán a distribuir el resto de la decoración. Tras las bolas grandes, es el momento de colocar el resto de la decoración. Intenta que queden de manera uniforme, reservando los más bonitos para el frontal de la parte alta del árbol, que es la que más se ve. En esa zona pueden ir los adornos más llamativos, y los que te traen buenos recuerdos, sobre todo si son de pequeño tamaño. Los adornos de mayor tamaño, resérvalos para la parte baja del árbol, allí lucirán mucho más.

Cómo poner un árbol de Navidad

 

No descuides los laterales, ya que hay gente que decora mucho el frontal que más se ve, pero deja los laterales bastante más despoblados de decoración. Tras los adornos, es el momento de colocar lazos y tiras de tela si te gustan para crear un efecto envolvente en el árbol, además de poner paquetes vacíos envueltos con papel de regalo en la base para ocultar los pies del árbol, en caso de que este sea artificial.

Para acabar, solo falta colocar el adorno especial que coronará el árbol (normalmente, suele ser una estrella, o un angelote), y proceder al encendido oficial del árbol con la familia para disfrutar de esa atmósfera llena de magia que tanto nos gusta.

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.