Cómo organizar una comida de trabajo

En cualquier momento, puede tocarte organizar una comida de trabajo o una reunión de negocios que acabe en comida. Da igual que no seas el responsable de protocolo de la empresa. En ocasiones, y ante la falta de esta figura, a cualquier miembro de la plantilla puede tocarle preparar una comida de este tipo. Si este es tu caso, no te preocupes. Hoy en el blog de Villeroy & Boch vamos a darte unos cuantos consejos para organizar una comida de trabajo y no morir en el intento.

Cómo organizar una comida de trabajo

1. Elige el sitio adecuado para celebrar la comida. Si quieres impresionar a los asistentes, puedes elegir un sitio de moda con una decoración sorprendente. En caso de que sea necesario, busca un restaurante con un reservado, sobre todo, si durante la comida se van a tratar temas delicados o para tener más intimidad.

2. Da indicaciones. Al invitar a los asistentes, hay que especificar claramente la dirección del restaurante, la hora y la forma de llegar.

Cómo organizar una comida de trabajo

3. Da la bienvenida. Dependiendo del nivel de la comida, y de los asistentes, puede ser interesante que les recibas en la puerta del mismo y les acompañes a la mesa, al reservado o a la zona del aperitivo. Así conseguirás que sientan que en tu empresa cuidáis hasta el más mínimo detalle.

4. Los abrigos, al guardarropa. Encargate de recoger los abrigos y prendas de los invitados, y déjalos en el servicio de guardarropa del restaurante.

Protocolo en la mesa

5. Encarga un aperitivo. Lo más normal es que los invitados lleguen de forma gradual. Para que la espera no sea pesada, puedes preparar un pequeño aperitivo que también te servirá para que los invitados a la comida se conozcan y se relajen antes de sentarse a la mesa.

6. Cuidado con la comida.  Si los invitados van a comer a la carta,  no hay problema. Pero si vais a elegir un menú previamente, busca platos y sabores que puedan gustar a todo el mundo. Si hay invitados extranjeros, siempre puedes incluir algún plato tradicional de tu tierra, cuidando igualmente las costumbres y tradiciones de tus invitados. Elige también platos que sean fáciles de comer y que no pongan en situaciones incómodas a los invitados.

Cómo organizar una comida de protocolo

7. Prepara un intérprete si es necesario. En algunas reuniones internacionales puede ser necesaria la presencia de un intérprete, ya que aunque se domine por ejemplo el inglés, hay palabras técnicas que quizás no conozcas y que pueden dificultar una negociación. En caso de que sea necesaria la presencia de la figura del intérprete en la comida, hay que colocarlo entre las dos personas que lo necesitan, ligeramente retirado hacia atrás. Por supuesto, el intérprete deberá comer antes o después, pero nunca durante la comida en la que presta el servicio para que pueda centrarse en la traducción de todas las conversaciones que surjan en la mesa.

8. Sobremesa. Salvo que veas que la sobremesa es fructífera a nivel profesional, una sobremesa no debería alargarse más de un hora. En caso de que sea necesario seguir con la reunión, lo mejor es intentar continuar con la misma en la sede de la empresa o en otro lugar distinto al de la comida.

Esperamos que estos sencillos consejos para organizar una comida de trabajo te sean de utilidad. Y si quieres saber más de protocolo, no dudes en leer todos los posts de protocolo que hemos publicado en el Blog 1748- Déjate Seducir.

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.