Por muy grandes que sean las estancias de nuestros hogares, parece que siempre necesitamos más espacio, sobre todo para el almacenamiento. Muchas personas nos encontramos  en la circunstancia de habitar en una casa pequeña o que por la propia distribución, no nos permite jugar demasiado con la creatividad para conseguir decorarla exactamente al gusto personal. Para vivir en armonía con nuestra casa y con el estilo con que la decoremos, a pesar de los escasos metros de los que disponemos, es necesario tener en cuenta unas ciertas pautas que nos hagan más sencillo adaptar el entorno y sacarle partido a los rincones de nuestro hogar.

Sacar partido a los escasos metros

Toma buena nota de estos consejos que pueden ayudarte en la distribución y adaptación de los espacios para sacarles el máximo partido. Con los muebles y los colores adecuados puedes mejorar la decoración de tu hogar. Se puede rentabilizar al máximo el poco espacio disponible con buenas ideas, sin renunciar al estilo y al buen gusto.

Cualquier diseño de interiores que se precie, tiende a optimizar al máximo los recursos disponibles en favor de las necesidades estéticas y funcionales de los propietarios. En el caso de las viviendas de pequeñas dimensiones, se debe apostar por una buena distribución del espacio disponible. Se trata de una necesidad. Tanto es así que decoración, colores, iluminación o mobiliario han de ponerse al servicio de esa optimización que permita crear espacios atractivos sin perder de vista el sentido práctico.

La premisa siempre debe ser ‘menos es más’ a la hora de comprar mobiliario. Es importante tener en cuenta el tamaño de éste, aunque la habitación sea muy grande, tienes que dejar espacio para poder pasar con comodidad.

Opta por prácticas puertas correderas, pues resulta ser una excelente idea para rentabilizar el espacio. Este tipo de recurso conecta los espacios física y visualmente. Estas puertas no estorban ni ocupan sitio, simplemente se introducen en los respectivos huecos de los tabiques, liberando espacio.

Dividir espacios dentro de una casa pequeña, sin tener que recurrir a la tabiquería tradicional no tiene por qué implicar una gran inversión. Emplear materiales económicos como método para separar ambientes, puede darle a tus interiores cierto punto de originalidad y elegancia que no restará encanto a la funcionalidad de los mismos.

Los colores son el gran recurso para hacer que los espacios parezcan más grandes. Los tonos claros tienen la capacidad de dotar de una luminosidad muy característica a los ambientes. El blanco, crudo, beige y otros tonos neutros son una opción a tener en cuenta en la decoración de una casa de pequeñas dimensiones.

Con estos pequeños tips decorativos ¿Te animas a re-decorar tu espacio? Los escasos metros ya no son la excusa para tener un interior funcional y de diseño.

Fotos Behance

Compartir
Virginia
Descripción: Soy Virginia, Arquitecta de interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage". Mil cosas al día me inspiran y de ello os hablaré en mi espacio.