Este mes volvemos con los consejos decorativos #Decotips. Hoy os traigo una idea tendencia en auge en decoración: mezclar estampados. Resulta muy efectivo en interiores pero, exige cierta habilidad y control de la “creatividad” de cada uno. Y es que mezclar estampados es muy fácil, pero lo difícil es que el resultado sea adecuado y no resulte sobrecargado y fuera de lugar. Además, los estampados son necesarios en la decoración para darle interés y profundidad a un espacio. ¿Sabías que necesitas tener por lo menos tres en cada ambiente? La decoración moderna se caracteriza por el gusto por un estilo ecléctico, una mixtura donde convergen estilos, colores y estampados en alegre algarabía.

PAUTAS PARA LOS ESTAMPADOS

El primer estampado debe ser el que más te guste, ya sea floral, geométrico o adamascado. El segundo estampado debe ser completamente opuesto al primero, para que los dos no compitan por ser el foco de atención. El tercer estampado debe estar basado en el primero o en el segundo, ya sea usando los mismos colores o un patrón tipo. A continuación, os doy unos consejos para mezclar estampados sin caer en lo hortera o exagerado ¿te atreves?:

1.- Mezcla estampados, pero todos en un color y blanco

La manera menos arriesgada y más bonita de mezclar estampados es eligiendo algún color combinado con blanco y que esos sean los únicos tonos presentes en los estampados. Por ejemplo, puedes coger un cojín de cuadros rojos y blancos, una colcha de estampado floral también en rojo y blanco, y una alfombra en rojo con lunares blancos. La unidad cromática da coherencia y permite mezclar estampados sin que se note tanto.

  

2.- Usa una única paleta de color

Elegir estampados diferentes en tonos de la misma paleta (por ejemplo: amarillo-naranja-rojo, o verde-tuquesa-azul) también da coherencia cromática y a la vez un aspecto muy vivo.

3.- Elige colores complementarios

 El objetivo es que el contraste cromático sea tan grande que nos haga olvidar la mezcla de estampados. Así, busca decorar con colores que sean complementarios como el verde y el rojo, el violeta y el amarillo o el azul y el naranja.

4.- Juega con los tamaños

Lo ideal para mezclar estampados y que quede bien es utilizar estampados de diferente tamaño ¡Muy creativo! Un ejemplo sería, si tenemos un estampado de rayas anchas, poner entonces un textil con flores pequeñas.

5.- Mezcla al menos tres estampados diferentes

Mezclando 3 tipos de estampados diferentes se acaba creando equilibrio. Sin embargo, si solo mezclas dos estampados es más probable que quede extraño. ¡Los números impares suelen funcionar mejor que los pares a la hora de mezclar!
Entonces ¿te atreves con los estampados? Pierde el miedo a mezclar . Las reglas en decoración no son rígidas. Una forma fácil de arriesgarnos sin temor a realizar mezclas es la combinación ganadora de las flores y las rayas. El mezclar estampados y patrones puede asustar a muchos, pero recuerda, ésto lo haces todos los días al vestirte, así que ¿porque no en tu hogar?
Compartir
Virginia
Descripción: Soy Virginia, Arquitecta de interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage". Mil cosas al día me inspiran y de ello os hablaré en mi espacio.