El estilo Japandi no lleva mucho tiempo entre nosotros. Nace de mezclar dos estilos decorativos: el estilo nórdico o escandinavo, y el estilo japonés. Una combinación que nos ofrece los interiores limpios y minimalistas de la cultura japonesa,  con la calidez del estilo escandinavo.
Este estilo decorativo tan especial, es tendencia desde 2017 y triunfa en medio mundo porque crea atmósferas que transmiten paz y serenidad.

Las características del estilo Japandi 

1.-Minimalismo

Si hay una característica común entre el estilo japonés, y el estilo nórdico, sin duda esta es el minimalismo. El leit motive decorativo “Menos es más” también está presente en el estilo Japandi. Un minimalismo elegante que hace apreciar la belleza de lo sencillo y funcional.

2.-Mobiliario

Los muebles siguen líneas rectas y simples, y suelen ser bajos para fomentar la conexión con la tierra, que es una característica fundamental del estilo oriental.

3.-Paleta de colores 

Los colores del estilo Japandi siguen fusionando los colores cálidos y naturales del estilo escandinavo con los colores más fríos del estilo japonés. Incluso podemos añadir el color rojo del país del Sol Naciente, claro está en muy pequeñas dosis. Recuerda que buscamos la paz y un lugar que transmita calma.

4.-Materiales  

Tanto en el estilo japonés, como en el estilo nórdico, los materiales naturales y orgánicos no pueden faltar.

La madera natural, bambú, rattán, cerámica……son los materiales perfectos para conseguir conectar con la naturaleza creando una atmósfera armoniosa.

4.-Plantas

Las plantas no son una característica exclusiva del estilo Japandi. Cada vez es más habitual recurrir a ellas para crear frescor en cualquier estilo decorativo.  

Ahora bien, en el estilo Japandi las plantas se utilizan de manera puntual, es decir sin crear excesiva vegetación. Por ello una planta de bambú o una palmera esbelta es una buena elección.

Imágenes

En definitiva, el estilo Japandi te dará esa paz y confort que tanto ansias al llegar a casa.

Compartir
Janire
Decoradora de interiores titulada, cursé los estudios en la academia I.A.D.E. de Bilbao y durante muchos años trabajé en importantes estudios de arquitectura y diseño. Pero el cuidado de mis dos hijos pequeños y la incompatibilidad que existe para compaginar vida laboral y familiar me alejaron de mi profesión.