El hotel Le Meurice es un clásico en el centro de París. Situado frente al Jardín de las Tullerías, en plena calle Rivoli, Le Meurice hunde sus raíces en el primer tercio del siglo XIX, marcando un antes y un después en el día a día de la ciudad. Basta decir que según el poeta León-Paul Fargue, a comienzos del siglo pasado la clientela de los hoteles de la capital francesa se dividía entre la mala, la buena y la del Meurice.

Hoteles

La última gran transformación de este hotel fue firmada por Philippe Starck (autor de las zonas comunes) y Charles Jouffre (para las 160 habitaciones y suites). Y ahora, el hotel está en pleno proceso de transformación de la mano del estudio de interiorismo Lally Berger. Y tras reformar las habitaciones, desde este estudio de interiores ha renovado la joya de la corona del hotel: la suite que se sitúa en la última planta de Le Meurice.

Hotel

La suite, llamada Belle Etoile, es un espacio increíble para sentirse soul le ciel de Paris. Un espacio de más de 620 m2 en cuya reforma se ha apostado de forma clara por poner en valor su increíble ubicación y las vistas que posee sobre los monumentos más importantes de la capital francesa gracias a unos enormes ventanales.

hotel

Para ambientar la suite, los interioristas Charles Jouffre y Lally & Berger se inspiraron en el lenguaje arquitectónico de las mansiones de parís. Y especialmente en los materiales. Algo que se nota en los increíbles mármoles, en los parques de madera con el clásico diseño de chevron, en los toques dorados…

Todo pensado para conseguir ese ambiente de lujo refinado y sutil tan característico de la capital francesa gracias a los detalles artesanales que se entremezclan con  los muebles de roble táctiles de Ateliers Perrault, las obras de arte únicas de Carole Benzaken, o los candelabros a medida son obra de Maison Lucien Gau, sin olvidarnos de la habitual luz parisina que llena los cuatro dormitorios, cuatro baños, sala de estar, tocador y vestidor que conforman esta suite.

hotel

Pero al margen de la decoración, si por algo destaca esta suite es por tener una impresionante terraza ajardinada de más de m2  con vistas 360º diseñada por el paisajista Pierre-Alexandre Risseren que es sencillamente maravillosa gracias a las vistas o a las increíbles puestas de sol que se pueden disfrutar desde este espacio único, al poder contemplar desde allí mismo el Louvre, el Jardín de las Tullerías, el Museo de Orsay o la Torre Eiffel.

 

 

Compartir
Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.