Consejos para organizar una cena durante el coronavirus

Buena parte del país estamos ya en fase 1. Y eso significa que además de salir para hacer deporte, pasear, comprar o ir a una terraza, también podemos organizar encuentros reuniendo como máximo a 10 personas. Y sin duda, esa es una de las cosas que más echábamos de menos durante el periodo de confinamiento. Ver a nuestra gente, y poder reunir en casa a familiares y amigos.

Ahora, por fin, podemos hacerlo. Pero hay que hacerlo con responsabilidad, manteniendo las distancias de seguridad. Si ya te estás planteando en celebrar una cena con invitados durante esta desescalada, hoy te vamos a dar varios consejos de protocolo para que puedas organizar una velada de lo más agradable en esta nueva normalidad a la que nos estamos enfrentando.

Protocolo cena

¿A cuanta gente invito?

Aunque en esta primera fase se permiten reuniones de hasta 10 personas, no tenemos que alcanzar de forma obligatoria ese límite. Es mejor invitar de cuatro a seis personas para que todos estéis anchos, cómodos, y podáis guardar las distancias de seguridad. Es mejor para ti como anfitrión, y seguramente dará más seguridad a muchos de tus invitados.

Prepara el recibidor

Cómo organizar una comida durante el desconfinamiento

Durante estos meses de confinamiento hemos incorporado nuevos hábitos para mantener a raya al virus. Esos hábitos van a formar parte de nuestras vidas durante una buena temporada. Y si queremos invitar a gente a casa dentro de la fase 1, hay que mantenerlos por nuestra seguridad, pero también por la de nuestros invitados. Así, que en el recibidor instala un botecito de gel, y una zona para que tus invitados puedan descalzarse.

Prepara también un perchero o bandejitas para que puedan dejar su mascarilla y sus objetos personales. Y recuerda que el lavado de manos por parte de tus invitados es imprescindible nada más llegar a tu casa. Una papelera o una bolsa de basura abierta tampoco vendrá mal por si algún invitado debe tirar la mascarilla de un solo uso o los guantes.

Además, en el momento de la llegada de invitados tendrás que ejercer de anfitrión, indicando donde está el gel, o dónde deben dejar sus zapatos. Ten en cuenta que puede que algunos de ellos estén un poco tensos porque le cueste relacionarse y estar rodeado de personas fuera de la protección su hogar. Ahí, te tocará destensar la situación para hacerles sentir cómodos y transmitirles que todo está controlado. Una buena charla, servirles una copa y tener conversaciones banales ayudará a que todos se relajen.

Elige el sitio para celebrar la cena

Hasta que no exista una vacuna, el distanciamiento social es clave. Y en las reuniones en casa tenemos que mantener las distancias. Si tienes jardín o una terraza grande, y el tiempo lo permite, pon la mesa en la zona exterior de tu casa. Ya sabes que es mejor reunirse en zonas abiertas y bien ventiladas.

En caso de que no dispongas de zonas exteriores, adapta el salón. Ventila bien antes de que lleguen tus invitados, y si hace buen tiempo, deja las ventanas abiertas para asegurar que fluya el aire y garantizar que la casa esté bien ventilada.

Protocolo comida durante el coronavirus

Pon la mesa

A la hora de poner la mesa, intenta mantener la distancia de un metro y medio entre los comensales. Para conseguirlo, puedes abrir la mesa al máximo y dejar el hueco suficiente entre invitado e invitado. Elige también un mantel que no sea demasiado delicado y que sepas que vas a poder lavar a máxima temperatura para asegurar su desinfección.

Además, hay que ser conscientes de que no hay que compartir comida, cubiertos, vasos… Lo mejor es sacar todo emplatado desde la cocina, y evitar ensaladeras, paelleras o platos con raciones para compartir. En lugar de las típicas paneras, coloca los platillos del pan a la izquierda del plato con su correspondiente pieza.

Consejos para organizar una cena durante el desconfinamiento

Y como siempre, elige una vajilla bonita, pon un centro de flores, unas velas.. que estemos de crisis sanitaria y que tengamos que mantener las medidas de distanciamiento no quiere decir que tengamos que renunciar a una mesa bonita. Al contrario, hace mucho que no nos reunimos con toda esa gente que queremos, y es el momento de celebrarlo a lo grande con una de esas mesas que tanto nos gustan.

Pon algún detalle junto al plato para que tus invitado se sientan especiales. Puede ser un peque regalito, o servilleteros personalizados con su nombre, o algún mensaje escrito por ti.  Busca también una música bonita, llena la casa de velas… haz lo imposible por crear una atmósfera agradable en la que tus invitados puedan relajarse y sentirse cómodos.

Y por supuesto, en caso de cumpleaños, debemos desterrar también la costumbre de soplar las velas.

Aunque nos cueste, nada de besos y abrazo

Es raro ver a la gente que quieres y no poder darle un beso o un abrazo. Pero en esta nueva realidad que nos ha tocado vivir el no tener contacto físico es parte de nuestro día a día. Por eso, aunque nos cueste, tenemos que estar vigilantes y no dar la mano, ni besos ni abrazos cuando nos saludemos o despidamos. Ya llegarán esos besos y abrazos que no hemos podido repartir conforme avancen las semanas y vayamos avanzando de fase. De momento, aunque el riesgo de contagio se ha reducido, es mejor mantener las distancias si no queremos provocar una nueva recaída.

Al finalizar la cena, limpiar y ventilar

Una vez que se han marchado tus invitados, es el momento de abrir las ventanas y ventilar para renovar el aire. Mete la vajilla al lavavajillas, y lava mantel, servilletas… Aprovecha también para fregar el suelo con un detergente o con una solución de agua con lejía diluida. Presta también atención a las superficies que tus invitados puedan haber tocado, como los pomos de las puertas, los interruptores, los grifos, o las sillas y mesas.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad. Porque ahora es el momento de recuperar todas esas celebraciones y reuniones perdidas. Aunque sea con prudencia, y manteniendo siempre la seguridad.

Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.