Cómo adaptar la casa para recibir visitas durante la desescalada

Conforme avanza la desescalada vamos volviendo poco a poco a la normalidad tras el confinamiento. O al menos, a la nueva normalidad. Ya podemos salir de casa a cualquier hora, podemos ir a terrazas, de compras, y también podemos reunirnos con amigos y familiares en casa. Pero estas reuniones están condicionadas de momento a un máximo de personas invitadas dependiendo de la fase en la que se encuentre tu provincia, y manteniendo las medidas de distanciamiento y seguridad marcadas por las autoridades sanitarias.

El otro día ya veíamos algunos consejos sobre cómo es el nuevo protocolo a la hora de organizar una cena con invitados durante el desconfinamiento. Y hoy, vamos a a dar unos cuantos tips para adaptar nuestras casas a las visitas. Porque si ya habéis tenido alguna, sabréis por experiencia que el momento llegada es un poco caótico. Pero con estas medidas que te vamos a dar a continuación, tus invitados estarán mucho más a gusto porque se sentirán más seguros.

Adaptar la casa a la desescalada

Para empezar, ventila y limpia.

Antes de que lleguen tus invitados, deberás ventilar bien la casa, además de limpiar las superficies de contacto más frecuentes. No te olvides de limpiar tiradores, interruptores, pomos, mando a distancia…

Adapta el recibidor.

El momento en el que tus invitados llegan a tu casa es uno de los momentos que más tensión puede provocar en algunos de ellos. Por eso, hay que adaptar perfectamente este espacio para que perciban desde un primer momento que entran en una casa segura.  Para empezar, debes dejar un espacio para que tus amigos o familiares puedan descalzarse y dejar sus zapatos. Si no tienes un aseo en la entrada, también puedes preparar una dispensador de gel en la entrada. Y tampoco puede falta una papelera con tapa y pedal para que tus invitados puedan tirar guantes o mascarillas desechables, y unas bolsas de plástico para que puedan dejar su mascarilla. Hay gente que también está colocando bandejas desinfectadas para que los invitados puedan dejar sus pertenencias. Prepara también un perchero para colgar cazadoras o bolsos.

Sé un buen anfitrión.

Seguramente, entre tus invitados habrá gente pasota que piensa que el virus no va con ellos, pero también habrá invitados que salen de su casa con miedo, o al menos, con respeto. Tú, como anfitrión, tendrás que hacer que todo el mundo se sienta cómodo. Mientras indicas cómo deben actuar al llegar (descalzarse, lavarse, etc), te tocará destensar la situación aportando naturalidad y dando temas de conversación. Hay mucha gente que cuando convoca a sus amigos a cenar, envía un whatsapp simpático señalando las medidas que has preparado en casa ‘Cuando llegues, descálzate. Tendrás bolsitas para dejar la mascarilla, etc).

Prepara el baño.

El baño es otro de los puntos críticos durante la visita, dado que para garantizar la prevención es obligatorio lavarse las manos de forma frecuente. En este sentido es importante poner jabón líquido con dispensador. Si va a ir mucha gente a casa, lo más adecuado es poner toallas secamanos de papel para evitar el contagio. Si van pocos invitados y tienes espacio, también puedes poner una toalla por cada unidad familiar que te visite, a ser posible en diferentes colores para evitar equivocaciones. Puedes poner un cartelito encima indicando para quien es, o comunicarlo directamente.

Transforma el salón.

Además de preparar la mesa siguiendo las indicaciones que os dimos hace unos días, también deberás hacer algunos cambios en el salón para garantizar la distancia de seguridad entre tus invitados. Si hace falta,  mueve los muebles para despejar el espacio, y en torno a la mesa de estar, añade sillas o pufs para que todo el mundo esté distanciado. Cubre también los sofás con alguna funda o textil que puedas retirar y lavar a alta temperatura una vez que tus invitados se hayan marchado.

El fin de fiesta.

Una vez que haya finalizado la reunión, abre las ventanas , ventila la casa, y desinfecta las superficies utilizadas durante la velada. No olvides fregar también el suelo, y en particular, la zona en la que tus invitados han dejado los zapatos.

Esperamos que estas medidas te sean de utilidad y ayuden a que tus invitados sientan que tu casa es un espacio cómodo, y también seguro.

Nacho Viñau Ena
Nacho Viñau Ena lalolasevadeboda.net
Wedding & Event Planner en La Lola se va de Boda y redactor freelance. Me gusta la decoración, el arte y comer bien. Me encantan las cosas bonitas, los sitios diferentes y las puestas de sol.