Cuando se trata de reforzar las defensas de nuestro cuerpo para prepararse para el invierno, cada uno tiene sus propios métodos. Algunos juran que los efectos de las duchas de contraste – alternando agua caliente y fría, son pura magia, mientras que otros prefieren un baño caliente. Pero, sea cual sea su elección, en la mayoría de los casos, el baño juega un papel esencial en nuestro bienestar personal. Esto es aún más cierto cuando el clima empeora.

Acogedor y cálido: bañarse con Oberon

Para muchas personas un baño caliente es la mejor manera de calentarse después de una larga caminata en un día frío y ventoso. Las bañeras de las series Oberon y Oberon 2.0 de Villeroy & Boch son verdaderos clásicos. Un diseño que combina formas ovaladas y rectangulares, creando un efecto cautivador, hacen que Oberon sea particularmente versátil. La amplia selección de modelos garantiza una solución perfecta para casi todos los baños, independientemente de su tamaño o estilo. Las bañeras Oberon están disponibles en versiones de instalación fija o independiente y ahora también como modelos compactos de pared. Estos últimos pueden suministrarse con un panel de color opcional, para coordinar perfectamente con su estilo individual y añadir el toque final perfecto a su programa de bienestar personal.

Refrescantemente fresco: ducharse con Subway Infinity 

Para aquellos que prefieren aumentar su resistencia con duchas de contraste – alternando agua fría y caliente – Subway Infinity es sin duda un firme favorito. Los platos de ducha de cerámica se adaptan a cualquier situación espacial y se pueden instalar tanto a ras como en superficie. La salida de agua totalmente integrada da al plato de ducha un diseño claro y un aspecto consistente. Un aspecto destacado son los efectos de diseño individuales que ofrece la tecnología ViPrint. La selección consta de cuatro conceptos de diseño con diferentes decoraciones, incluyendo nuevas interpretaciones de los clásicos, patrones de azulejos populares, efectos naturales o estructuras gráficas para añadir una ráfaga extra de frescura al baño para los aficionados a las duchas refrescantes.

Si tienes espacio y te gustan ambas opciones, no hay necesidad de limitar tu elección. ¿Por qué no empezar un aburrido día de invierno con una ducha fría, seguida de un baño caliente por la noche?

 

Avatar
Villeroy & Boch