Para celebrar la llegada del otoño, nos vamos al corazón de la Cerdaña (en el Pirineo catalán) porque queremos mostraros Mercer Hotel Torre del Remei,  mientras disfrutamos de este bello entorno.

El hotel inicia una nueva etapa de la mano de Mercer Hoteles, una cadena que está redefiniendo el nuevo lujo.

 

 

Este palacete de principios del siglo XX es un buen ejemplo del modernismo catalán. Josep María Boix y su mujer Loles  adquirieron La Torre del Remei y la convirtieron en hotel en 1991.  Ahora, cogen el testigo Mercer Hoteles y el chef Carles Gaig que se pone al frente de la cocina, con su mujer Fina Navarro en la sala.

La finca del Mercer Hotel Torre del Remei cuenta con tres hectáreas. En el centro del jardín, se alza la Torre del Remei, construida con una perfecta simetría. Está formada por dos ejes que confluyen en la parte central de la casa, coronada por una cúpula-lucernario. En la planta baja se encuentra la recepción, el restaurante y varios salones. La finca también tiene unas antiguas caballerizas. Ambos edificios se comunican con un nuevo paso subterráneo para facilitar el paso de los huéspedes en días fríos o lluviosos. Entre ellos, se sitúa una nueva piscina exterior climatizada y un pabellón con vestuarios. En la zona oeste de la finca se halla la ermita de la Virgen del Remei.

 

 

Tras 24 meses de obra, estos espacios históricos renacen interpretados en clave contemporánea. El edifico ha sido restaurado con minuciosidad, respetando su arquitectura interior con sus elementos característicos como columnas, vidrieras, escayolas y cerrajería con motivos vegetales. Para darle un aire actual, se ha escogido una delicada paleta de color y se ha llevado a cabo una cuidada selección de mobiliario.

 

 

 

Siguiendo la estética de principios del siglo XX, se han preferido las líneas curvas para las piezas de mobiliario y los materiales ricos en texturas (terciopelos, cueros, madera) y al -mismo tiempo- discretos. Los diseños a medida los han elaborado artesanos locales.

 

 

 

“Queremos que el huésped, al entrar, reconozca la arquitectura pero que se sorprenda por la atmósfera”, dice Amanda Molina, directora de diseño y proyectos de Mercer Hoteles.

El resultado es un revisado art nouveau, que transmite una elegancia atemporal, con la sensibilidad del diseño danés y un toque de sofisticación parisina.

 

Imágenes facilitadas por Mercer Hoteles

Isabel y Manu Núñez
Isabel y Manu Núñez www.somosnextic.com
Isabel y Manu Núñez Periodistas especializadas en decoración, estilo de vida y tendencias. Consultoras de comunicación en este ámbito. Estilistas de espacios. Fundadoras del vídeomagazine Nextic.