Charlamos con el premiado estudio de arquitectura y diseño con sede en barcelona, fundado por Raúl Sánchez: Raul Sanchez Arquitectos.

El arquitecto, actualmente profesor en la prestigiosa escuela de diseño «Elisava» de Barcelona, comparte con nosotros claves de su trabajo y cuestiones actuales en materia de arquitectura.

 

  • ¿Quién forma Raúl Sánchez Arquitectos?

Es un estudio muy personal, donde estoy yo, y mis colaboradores. Actualmente trabajan conmigo Paolo Burattini (arquitecto), Anna Villaroya (arquitecta), Dimitris (interiorista), y otros colabordores externos, tanto arquitectos, como ingenieros o calculitsas

 

  • ¿Cómo llegasteis al mundo de la arquitectura?

De casualidad. Al terminar el bachillerato, yo no sabía qué estudiar, era buen estudiante, pero no tenía una vocación concreta, aunque sí muchas inquietudes. Mi hermana me dijo que, ya que tenía buena nota, hiciera arquitectura. Los primeros años fueron muy duros, porque no entendía nada, no sabía dibujar…pero en un momento, gracias a un profesor que sabía comunicar su pasión por la arquitectura, me empezó a interesar, y comencé a leer y a devorar libros de la biblioteca, y no sólo de arquitectura; yo estudié en granada, y me iba a las bibliotecas de las facultades de sociología, de filosofía, de bellas artes…a sacar libros. El cine también me influyó mucho en esa época, nunca olvidaré cuando vi la primera película de Jean Luc Godard, en un cine club al que sólo asistimos el organizador y yo.

 

  • El diseño para vosotros es..

Todo está diseñado, absolutamente todo, la única diferencia es que hay diseños buenos y diseños malos. El diseño, el bueno, es el que sabe unir toda una serie de factores que sería demasiado larga de enumerar (humanismo, técnica, economía, sostenibilidad…) para mejorar, sencillamente, la vida diaria, a través del propio diseño.

 

  • Un diseño que siempre os emocione

La silla BKF

 

  • Entre todos los elementos que intervienen en un espacio, la distribución, los colores, los materiales, ¿con cuál te quedarías?

Yo no separo estos factores, todos han de entrar en juego: espacio, color, material, construcción, estructura, textura…, de esto ya habló, y muy bien, Frank Lloyd Wright.

 

  • Viendo vuestros proyectos, vemos que no os da miedo utilizar colores vibrantes así como mezclar materiales y texturas que a priori podría parecer arriesgado. ¿Cuál es vuestra balanza?

No tengo balanza, en mi interior seguramente hay un conglomerado de obsesiones (seguramente creadas en la infancia) que me hacen más tendente a ciertas soluciones, pero, exteriormente, yo sólo soy consciente de algunas de ellas, y no quiero conocer el resto, las dejo fluir libremente.

 

  • ¿Cuáles son las tendencias fundamentales en este momento en materia de arquitectura? ¿Y en el sector Bath& Wellness?

Hago un esfuerzo diario por ignorar las tendencias y las modas. La arquitectura no tiene nada que ver con la moda. La gente se olvida de lo que es la moda en realidad, es un concepto matemático: dado un conjunto de números, aquél que se repite más es la moda. No hace falta explicar más.

 

  • Para vosotros, ¿cuáles son las características principales que debe tener un cuarto de baño?

Como cualquier espacio, debe ser funcional, pero si sólo es funcional, entonces es sólo construcción, así que, como cualquier espacio, debe aspirar a algo más, a algo difícil de explicar con palabras, que precisamente es lo bonito de la arquitectura, esa relación muy tangente con el lenguaje hablado

 

  • ¿Cómo se relaciona esta estancia con el resto de la casa en vuestros proyectos?

Depende mucho de cada cliente: hay baños muy protagonistas, y otros baños más secundarios.

 

  • Sabemos que las costumbres han ido cambiando con el tiempo cuando se trata de los espacios de reunión familiar dentro de casa. ¿Cómo decidís dónde diseñar el espacio que por excelencia será en el que comerán y se reunirán los miembros de una familia?

Todos mis proyectos comienzan con una conversación con los clientes y de escuchar sus expectativas, que nada tiene que ver con el número de habitaciones que quieren. Cada proyecto es distinto, así que no tengo una solución preestablecida, al menos de manera consciente.

 

Villeroy & Boch