¿Agosto os sugiere relax y desconexión? Para rendir homenaje a este mes, hemos seleccionado un proyecto muy especial: una vivienda que invita –precisamente- a relajarse y desconectar en plena naturaleza. Es una obra escultórica camuflada en la vegetación autóctona de la Costa Brava que cuenta, además, con unas impresionantes vistas al mar Mediterráneo. Un auténtico oasis de paz.

 

 

 

Tras tres años de construcción, se alza esta vivienda fruto del trabajo de Sheila Llovet y Anna Torndelacreu, fundadoras de We are Crude, en colaboración con los arquitectos Garcés de Seta Bonet (GSDB). La idea fue crear un monumento perdurable al diseño.  Los volúmenes de hormigón vertido en la obra representan la versión más pura de la corriente de brutalismo. Sobrios y contundentes, transmiten una imagen depurada y austera.

 

 

 

El entorno es el centro de atención, el auténtico protagonista de un proyecto que se vuelca en el entorno natural para recuperar un estilo de vida en contacto con la naturaleza. El paisajista JoanMa Roig ha proyectado el jardín con plantas mediterráneas de la zona.

 

 

 

Un patio central distribuye y organiza las distintas estancias de la casa, abiertas al jardín. Es el nexo entre interior y exterior, estrechamente ligados en esta vivienda unifamiliar.

El proyecto está desarrollado pensando en todo momento en la naturaleza, lo que le aporta un especial contenido emocional.  El amanecer y el atardecer inspiran la paleta de colores, mientras que la estructura proyecta sombras en las paredes y en el suelo desnudo conforme cambia la luz.

Aunque el monolito brutalista es rotundo y  de apariencia dura, resulta acogedor y amable en su interior gracias a los materiales empleados, como la madera de nogal americano y las baldosas cerámicas de distintos colores. En el diseño de los espacios se ha seguido el criterio de repetir elementos y detalles constructivos como hilo conductor que favorece que el concepto de la casa se entienda en su globalidad.

 

 

 

 

En consonancia con la arquitectura, el interior de la vivienda destaca por su sobriedad y ausencia de ornamentación; por ello,  las piezas de mobiliario se han seleccionado  cuidadosamente.

 

 

 

Un escenario creado para vivir inmerso en la paz de la naturaleza.

 

 

Fotos: Meritxell Arjalaguer

 

Imágenes cedidas por We are Crude

Isabel y Manu Núñez www.somosnextic.com
Isabel y Manu Núñez Periodistas especializadas en decoración, estilo de vida y tendencias. Consultoras de comunicación en este ámbito. Estilistas de espacios. Fundadoras del vídeomagazine Nextic.