Fabio Borini (jugador de la selección italiana de fútbol y el Sunderland, equipo inglés) y su mujer Erin Borini (modelo de profesión) buscaban un hogar en la isla de Ibiza donde pasar sus veranos.

La interiorista Natalia Zubizarreta adaptó el proyecto a las necesidades de la joven pareja que buscaba diferenciarse del tradicional estilo ibicenco y conseguir un ambiente apto para todo tipo de públicos. Erin y Fabio son grandes anfitriones y soñaban con tener la vivienda siempre llena de amigos, familiares y su dulce bulldog francesa Narla.

Querían una vivienda cálida en tonos neutros: piedras, blancos, grises, negros… Siempre alejados de cualquier toque de color estridente. Buscaban sofisticación sin caer en excesos.

Natalia Zubizarreta apostó por firmas Premium como Villeroy & Boch para afrontar un proyecto, sin duda, será recordado.

Buscó en todo momento que la vivienda transmitiera paz y fuera tan acogedora que todo el que entrara en ella no quisiera marcharse de nuevo. Materiales de gran calidad, una cuidada iluminación.

Eligió cada detalle de la vivienda: desde las carpinterías y materiales de la construcción como ropa de cama y pequeños detalles decorativos. Diseñó a medida mobiliario intentando responder en todo momento a las necesidades de los jóvenes clientes.

En los cuartos de baño, espacios que cada vez obran más protagonismo en los hogares, la interiorista apostó por colocar lavabos Artis de la firma alemana, así como la espectacular bañera Loop & Friends. Ambas colecciones destacan por la precisión de sus líneas curvas gracias a sus materiales porcelánicos de calidad Premium, que proporciona un acabado preciso y afiligranado. Todas las piezas se eligieron en acabados Stone White para seguir con la línea de sofisticación que demandaban los clientes.

¿El resultado? Un oasis de bienestar que nos confiere la calma que tanto anhelamos en nuestro día a día.

Fotógrafo: Erlantz Biderbost 

Interiorista y Estilista: Natalia Zubizarreta

Villeroy & Boch